viernes, mayo 19, 2006

Aumento de impuestos en Alemania ¿Frenará a la economía?

Lo que Uds. ven es el águila federal, la que aparece en el escudo alemán, pero en su nueva versión de Pleitegeier.

El dibujo no necesita mucha explicación. Salvo que se dice que no es más un águila, sino un Pleitegeier (en alemán, todos los sustantivos, también los comunes, empiezan con máyúscula). El Pleitegeier es el animal que, en lengua alemana personifica las quiebras, las insolvencias. Pleitegier se traduce como "buitre de las quiebras".

Durante la última campaña electoral, previa a la elección que condujo a la Sra. Merkel a la cancillería, la Unión, esto es, los partidos CDU (Unión demócrata cristiana) y CSU (Unión social cristiana) adelantaron que, de llegar al poder, elevarían el Impuesto al valor agregado en dos puntos: del actual 16 al 18%.

Por su parte, los socialdemócratas rasgaban vestiduras ante tal idea y aseguraban que, con ellos, no subiría el IVA, de ninguna manera. Incluso vi algunas jugadas "jugadas bajas", pues advertían que subiría el pan; en circunstancias que el impuesto no se aplica a los comestibles, menos al pan.

Algunos socialistas sí se atrevían a hablar de un alza de los impuestos "a los ricos"; pero esto aún estaba en una nebulosa. Se supone que a algunos sectores caían bien estas amenazas "a los ricos"; durante la campaña se trataba de ganar votos a toda costa.

La sinceridad al reconocer que, si llegaba al poder, elevaría el IVA, le costó a la candidata Merkel bastantes votos. En todo caso, los electores de la Merkel no pensaban en que esta advertencia se haría realidad, gracias a que la CDU/CSU se uniría con los liberales, quienes habían anunciado que, con ellos no habría un alza de los impuestos, ni por error.

Finalmente ocurrió lo que, en realidad nadie esperaba: la única alternativa viable de gobierno terminó siendo la llamada gran coalición y, como critican los liberales alemanes -y no sólo ellos-, estamos actualmente gobernados por los grandes partidos socialdemócratas: los socialdemócratas propiamente tales y los demo- y socialcristianos.

El gobierno de la Gran Coalición no sólo ha decidido subir el impuesto al IVA en dos puntos, sino que en tres: de 16 a 19%. Y esto, a partir del 1° de enero del 2007.

Este año, debido al Mundial, a la demanda adelantada (si planeo una gran compra: auto, televisor, inmueble, lo adquiero este año, para evitar el impuesto más alto del próximo año) y al buen ánimo de los empresarios la tasa de crecimiento ha aumentado considerablemente y se cacula que, a final de ao, llegará casi al 2%. Pero se teme -con fundamentos de sobra- que el 2007, todo empeore, debido precisamente a que el 3% más de IVA conducirá a que disminuya el consumo.

Ahora bien, acabamos de saber, hace unos días, que los ingresos del estado para el año 2006 son casi los más altos que el estado alemán ha recaudado en toda su historia. Y 1,6 mil millones más de lo que había planeado el Ministerio de Hacienda (o Finazas) para el ao en curso. Sólo el 2000, se recuadó algo más: 467 mil millones.

Durante el 2006, los ciudadanos (más bien, quienes pagamos impuestos, aunque no seamos ciudadanos alemanes) y empresarios entregeremos al fisco nada menos que 465,5 mil millones . El 2007, probablemente esta suma alcance a los 494 mil millones; de ellos, 19,4 mil millones tan sólo debido a la reforma tributaria.

Debido al mejoramiento del clima económico y de la coyuntura, hay un fuerte movimiento dentre de Alemania que pide al gobierno revertir sus planes de aumentar los impuestos, al menos el IVA. Pero nada, el ministro de Hacienda, el socialdemócrata Peer Steinbrück anuncia que el gobierno no renunciará a los planes tributarios. Y la Merkel lo apoya.

Los institutos de investigación económica aseguran que, si se eleva el IVA, se detendrá el leve despegue económico luego de la recesión durante el gobierno de Schröder. Pero el gobierno de la Sra. Merkel está firme: tenemos que consolidar las arcas fiscales, sobre todo no volver a traspasar el límite de estabilidad de la Unión Europea y, para eso, necesitamos más dinero.

Los economistas -y gran parte de la población- replican: hay que disminuir los gastos en vez de aumentar las entradas; pero no hay caso, tratar de convencer a la Gran coalición parece una verdadera misión imposible que supera con creces cualquier aventura de Tom Cruise.

Y cómo si esto fuera poco, los socialdemócratas -con su nuevo secretario general Kurt Beck quien anunció que los impuestos, en general, deben seguir subiendo- han anunciado que quieren establecer otro impuesto más, uno nuevo: el impuesto a los ricos.

Entre tanto, Alemania pierde terreno en beneficio de países como Austria y todo el Este de Europa que tienen sistemas impositivos (Eslovaquia, por ejm. tiene flat tax y está "a la vuelta de la esquina" mirado desde Alemania) "más amables" con, para y frenta al contribuyente.

5 comentarios:

Carol dijo...

Para tu tranquilidad, en Chile nos pasó algo peor con el IVA: se subió de 18% a 19% transitoriamente, para pagar la reforma a la salud y la transitoriedad se hizo permanente. Es decir, un engaño a la opinión pública. Lo que agrava la situación es que nadie se da cuenta que paga este impuesto porque está incluido, escondido, en el precio. No se señala expresamente en las boletas ni comprobantes de pago. Si le preguntas a alguien de escasos recursos si paga impuestos, te va a decir que no.
Y lo de subir los impuestos "transitoriamente" había pasado antes.Se creó el impuesto a la bencina, cercano al 40%, para financiar la construcción de carreteras. Las carreteras se han construido, reconstruido y hasta concesionado y el impuesto sigue intacto. Y el ciudadano común ni sabe que lo paga.
Y eso que el IVA es un impuesto que afecta mucho más a los pobres que a los ricos. Y el imouesto a la bencina afecta a todos en todos los niveles del proceso productivo.
¡¡Ánimo!!

Marta Salazar dijo...

Gracias Carol! Yo estaba pensando en hacer mis maletas e irme a Eslovaquia. Oye, qué importante es saber idiomas!

Aquí también tenemos un "impuesto transitorio", el de la solidaridad con el Este de Alemania... etermizado, porque la situación en esta región del país, no permite que se acabe con el impusto...

Poli dijo...

Si el impuesto a la bencina sigue en Chile a pesar de que las carreteras ya están hasta concesionadas, como dice Carol, en México se creó un impuesto por tener coche (no sólo por comprarlo; cada año, si el auto no tiene más de diez años de antiguedad, se debe de pagar este impuesto que suele ser muy alto). La "tenencia", como se le llama, fue creada para ayudar en los gastos generados por la organización de las olimpiadas en el SESENTA Y OCHO!!!! y aquí seguimos...pague y pague.

Respecto al IVA, pagamos el 15% hace ya muchos años. En vísperas de elecciones presidenciales, se menciona nuevamente ya que el candidato de izquierda insiste (con razón) en que el IVA no debe de cargarse a medicinas y alimentos, mientras que el de derecha no lo rechaza del todo, lejos de eso, afirma que bajará los impuestos a quienes producen y crean empleos (léase empresarios) y sin afirmarlo, es muy posible de que piense recompensar esa disminución, aumentando el IVA a alimentos y medicinas... afortunadamente hay un congreso que espero que no permita, de llegar la derecha a la presidencia, que se beneficie a los "de arriba", perjudicando a "los de abajo". Un saludo fuerte desde mi "México lindo y querido".

cristián gárate dijo...

Estimada Marta,

Si te interesa, para que tengas un poco más de fundamentos técnicos, te puedo enviar la propuesta que elaboramos en el Max Planck Institut, para el gobierno de Merkel, con respecto a las reformas de impuestos que requiere Alemania.

Saludos desde München

Marta Salazar dijo...

Hola Cristián, sí gracias! Te lo agradecería enormemente! Pasaré por tu blog para que tengas mi dirección!

Gracias querida Poli!