domingo, abril 02, 2006

La semana en Alemania: educación, migración, elecciones, economía y huelgas

La bandera que cubre el territorio alemán es la creación de tres alumnos de cuarto año de un colegio primario (el colegio primario llega hasta el 4° año en Alemania y no más allá) de la ciudad de Oelde.

La obra de estos jóvenes estudiantes de 9 ó 10 años nos introduce a uno de los temas de la semana: la situación lamentable de violencia en los colegios alemanes.

Es cierto que la violencia está presente en -cual más, cual menos- todos los colegios del país. Sin embargo, en una de sus formas, la Hauptschule (colegio principal o, podríamos llemarle residual) ha adquirido dimensiones realmente peligrosas (ver: comienzo del artículo Bandas rivales en Alemania: de turcos, árabes, rusos y de polacos en mi blog).

Por esta razón y dado que la forma escolar de la Hauptschule (9 años de colegio y un porvenir que, por lo general, se reduce al desempleo y que empieza tempranamente a los 14 años, edad en que se egresa de la Hauptschule) parece haber sido sobrepasada por la historia, se ha propuesto eliminarla y fundirla con la Realschule (hasta la clase 10).

Como la mayoría de los alumnos de las Hauptschulen son hijos o nietos de inmigrantes, que por definición, pasan a engrosar las capas de menor nivel socioeconómico de la población, el problema de la migración ha sido politizado una vez más y, como siempre, se acusa a los extranjeros de ser culpables de otro de los males de Alemania: de la violencia escolar.

Este es uno de los temas de la semana, que ha saltado a la primera plana de todos los medios (y de los blogs) debido a la carta que enviaron los profesores de una de estas Realschulen de Berlín (Rütli - Schule) a las autoridades de la ciudad (los colegios en Alemania son, en su gran mayoría, estatales, éste también), pidiendo, dicen los medios, la disolución del colegio y el envío de los alumnos a otros colegios de la ciudad.

Sin embargo, leí la carta completa y en ella se habla desesperadamente de la violencia y de la falta de respeto por parte de los alumnos frente a los profesores y se pide ayuda a la ciudad de Berlín; se dice quemuchos profesores no se atreven a entrar a algunos cursos sin un teléfono móvil para pedir ayuda en caso de ser agredidos; pero, a decir verdad y a menos que haya leído una carta falsificada (es en broma), no se solicita la disolución del establecimiento.

La carta y los acontecimientos de la Rütli-Hauptschule de Neuköll (un barrio pobre de Berlín) han servido para que los populistas de siempre intenten presentar a los inmigrantes como los únicos responsables de la violencia, de la mala situación de los colegios en Alemania, etc., etc. La típica teoría del chivo expiatorio.

Lo que no se dice es que, a 5oo mts. de distancia de esa misma Hauptschule de Berlín, hay un Gymnasium (12 ó 13 años de colegio), el Ernst-Ebbe-Gymnasium, en que los alumnos preceden exactamente del mismo ambiente de inmigrantes, pero que no presenta problemas de violencia y donde una alumna mitad india (de la India), mitad árabe, ganó el concurso de lectura escolar de la ciudad de Berlín. De manera que lo determinante no parece ser la procedencia de los estudiantes, sino más bien el tipo de educación que reciben.

Personalmente, pienso que este sistema de dividir a los alumnos en tres tipos: apropiado para 9 años, para 10 años y para 12 ó 13 años de colegio y decidir su futuro profesional a vital a los 8, 9 ó 10 años de edad no está a la altura de los tiempos y debe ser rápidamente reformado.

Otro de los temas de la semana ha sido el índice del clima económico en Alemania, que prepara mensualmente el Instituto para la investigación económica y que es el más alto desde el año 1991, en que se vivía la euforia de la Reunificación alemana. Al respecto -y para no repetirme-recomiendo mi artículo en Hispalibertas Mejora el clima económico en Alemania

Sólo me gustaría agregar que, ya que uno de los mayores problemas para lograr el despegue (se calcula que este año, el crecimiento económico llegará a lo más, a un 2%) es el bajo consumo interno, algunos (sindicatos principalmente) exigen un aumento de sueldos que se traduciría en una mayor demanda interna. Sin embargo, el bajo consumo interno se debe a un alto desempleo (cerca del 12% oficialmente) y este alto desempleo aumentaría si los empleadores tuvieran que pagar sueldos aún más altos. De manera que un aumento de sueldos llevaría a un mayor desempleo y, con ello a una menor demanda interna.

El tercer tema de la semana -o de las últimas semanas- es la huelga... de los empleados (empleados y no funcionarios, los funcionarios, de acuerdo al art. 33 N° 5 de la Ley Fundamental que es la Constitución alemana, no pueden ir a la huelga) comunales y estaduales (de los Länder que integran el estado federal), de los médicos que trabajan para hospitales comunales y estaduales y de los médicos que se dedican al ejercicio libre de su profesión (como profesionales liberales).

Los empleados comunales y estaduales están firmando la sentencia de muerte de sus propios sindicatos con esta huelga tan prolongada y que es rechazada por la mayor parte de la población que no entiende cómo pueden negarse a trabajar una hora y media más a la semana, que es ya lo que trabajan los funcionarios públicos y... mejor no mencionar lo que se trabaja en la empresa privada.

Asimismo, las tarifas a nivel nacional están cayendo una tras otra, pues los representantes locales (a nivel de Land) están llegando, uno a uno, a un acuerdo con sus empleadores. Hoy en día poca gente considera justo o conveniente la existencia de un acuerdo laboral a nivel nacional para todos los empleados públicos. Se prefiere la flexibilidad en el logro de acuerdos a nivel estadual. Si se termina con el sistema tarifario a nivel nacional, los sindicatos perderán en gran parte su razón de ser, al menos los sindicatos nacionales, poderosos y politizados como los hemos conocido hasta ahora en Alemania.

En tercer término, muchos de los servicios prestados por los empleados públicos, están siendo privatizados y la huelga aumentará la rapidez de las privatizaciones.

La huelga de los médicos (que ha paralizado a la mayoría de las clínicas universitarias del país), es organizada por el poderoso sindicato que agrupa a estos profesionales, el "Marburger Bund" que exige: 1) pago de todas las horas de trabajo extraordinario; 2) horas de trabajo reguladas y 3) 30% más de sueldo.

El cuarto y último tema es el de las elecciones en tres estados federales la semana pasada, me gustaría recomendarles la lectura del artículo de René Cofré al respecto Votaciones desoladoras ... y referirme brevemente a las posibles causas de la alta abstención en las elecciones.

1) La primera alternativa es que los electores no sufragien porque piensan que las cosas seguirán igual y ellos no podrán cambiar nada con su voto, en otras palabras, que su voto no sirve. El comienzo del final de la democracia representativa.

2) La otra explicación para la alta abstención es que la gente está tan conforme, contenta y no tiene nada que cambiar, que no acude a votar. El no-voto no sería entonces una señal de protesta, sino una de conformidad. Esto es ya menos creíble; pero no se puede excluir nada a priori.

3) La tercera explicación -que no excluye a las anteriores- es que, como apenas ha habido campaña electoral debido a que los dos grandes partidos populares forman una gran coalición y a que los partidos de oposición casi no tienen relevancia (han caído en la llamada en alemán Bedeutungslosigkeit = la falta de sentido o de significado, se puede decir que no hay donde elegir). La gente ni se ha enterado de que hay elecciones, por decirlo de alguna forma gráfica.

Bueno, esa ha sido la semana en Alemania, dejaremos el tema de la energía para la próxima semana.

5 comentarios:

Dolores Beccar dijo...

Justo ayer estuve almorzando con una amiga que trabaja en una empresa de gas y que ha tendido (o está teniendo, no lo sé) que lidiar con los rusos... me puso al tanto de los "conflictos" que se están dando en el sector acá en USA, Méjico, Bolivia, Venezuela y como no podìa ser menos Argentina... Como no trabaja en Europa solo opina de la situación desde la información general y sus viajes a Moscú...
La verdad es que el sector energético en todo el mundo es un antro de corrupción!! es que nos tienen a los demás humanos atrapados, no?? es un poderío enorme muy tentador, no?

Poli dijo...

Me gustó mucho tu artículo. Como le comento a Eugenio en el suyo, me transporté a Alemania y poco me faltó para hablar Alemán.

Lo sucedido en la semana lo escribes a manera de "conversación". Gracias, entonces, por conversar conmigo y mostrarme algo de esa Alemania que por tantas razones me encantaría conocer. Mientras tanto, sígueme platicando, ¿sale? Felicidades...

Marta Salazar dijo...

Gracias a ambas!

Poli, vi tu blog, realmente es una excelente idea lo de las cartas.

Me recuerda el libro de JP 1. Lo conoces, verdad?

Sí, es una conversación, es lo bueno de los blogs, no? Que somos amigos con los lectores que, además, muchas veces, tienen también una bitácora. Lo que facilita los diálogos entre uno y otro blog.

Un gran saludo a Lola y a Poli! y gracias!

Lo de la energía es EL TEMA...

cambiaelmundo dijo...

En poco tiempo me he hecho a la idea de qué pasa en Alemania, muchas gracias. Por si te sirve, me queda la sensación de que está en una crisi gorda, como cansada y sin ilusión, quizá por eso tantos alemanes se vienen al sol de España, en una especie de círculo:
de joven voy a España a "estudiar" y divertirme, vuelvo a Alemania a ganar unos euros y regreso a España a descansar tomando el sol.
¿Exagerado?

Poli dijo...

Gracias por tu respuesta. Muchos saludos y porfa sigue escribiendo.