miércoles, abril 19, 2006

Salida al mar

No sólo se perdió territorios...


Juan Carlos Salinas Cortez

La guerra de 1879 no sólo privo a Bolivia de las costas del Pacífico, esa guerra marco a fuego como sería la respuesta de los dirigentes políticos y de las fuerzas militares ante los conflictos extremos.

Esta guerra desnudo que Bolivia no estaba preparada política y militarmente para aventurarse a un batalla militar. Y jamás lo estaría en la siguientes guerras (principalmente la guerra con Paraguay)Esta guerra también mostro las miserias de los que tenían el poder en Bolivia. Ofreció lo que sería una constante en estos 181 años de república. Mediocridad e inestabilidad política.

Este coflicto también sirvió para endulzar a los militares y hacerles creer que ellos eran el mejor remedio ante la desidia de los políticos. Una falsa imágen que a los bolivianos nos costo sangre y miserias.

Ya se lleva 127 años reclamando a Chile para que las aguas del Pacífico una vez más bañen las costas bolivianas. Es un reclamo históricamente justo. Sin embargo, luego del reclamo ¿habrá un proyecto integral que haga posible que un país también históricamente con tendencia mediterránea mire hacia el mar y aproveche esta enorme ventana?

Este enfrentamiento no sólo se robo territorio sino que dejo su sello en la conciencia nacional boliviana. Dejo un sabor de impotencia, inoperancia y un rancio aroma: que el destino de Bolivia era perder todo y contra cualquiera.

Con el recambio de autoridades chilenas nuevamente la esperanza parace reflotar, otra vez se inventan frases para seguir alimentando el viejo sueño. El de encontrar un barco con bandera boliviana navegando por las aguas del Pacífico y así por fin enterrar definitivamente el estigma que esta guerra dejo. Pues no solamente se perdió territorios... sino algo más.

9 comentarios:

Sergio Flores dijo...

Hola. ¿Podrías definir "reclamo justo"? ¿A qué te refieres con "robo"? Entiendo que este asunto es muy emocional para los bolivianos, pero el lenguage define muchas veces nuestras acciones. Si los bolivianos pretenden conversar con Chile, pero la base de la conversación es que Chile reconozca la "justicia" del reclamo boliviano (y, por ende, reconozca la "injusticia" de la moderna República de Chile) y también "devuelva" lo que "se robó," van a pasar otros 127 años y el diálogo va a seguir igual de productivo. Yo creía que había habido una guerra de dos (Perú y Bolivia) contra uno (Chile). Yo creía que la guerra se originó porque Bolivia, confiada en el apoyo peruano, decidió violar un trato con Chile de no exceder los impuestos de extracción de salitre. Yo creía que Bolivia abandonó a Perú a su suerte y lo dejó enfrentar solo al ejército y la armada chilenos, refugiada en un altiplano relativamente difícil de acceder. Yo creía que entre Bolivia y Chile se había firmado un tratado, poniendo fin a la Guerra del Pacífico y fijando los nuevos límites de ambas repúblicas. Tal vez estoy equivocado. Saludos.

Rolfonso dijo...

Estimado Jorge,

La verdad que el uso de algunas inexactitudes, en tu análisis me lleva sólo a decir: sin comentarios.
Cuando hablo de inexactitudes me refiero a cuando tu dices, por ejemplo:
· ...Se robo territorio...
· ...La vida política Boliviana y sus conflictos internos, desde 1879, son responsabilidad de la Guerra del Pacifico...
· ...La inoperancia de la clase política Boliviana de encausar las demandas del ejercito Boliviano son responsabilidad de la Guerra del Pacifico...
· ...La conciencia perdedora de la sociedad boliviana es consecuencia de la Guerra del pacifico...
· ... el destino de Bolivia era perder todo contra cualquiera... NO fue contra cualquiera fue contra Chile.
Así, entonces, además encuentro que el análisis es simplista al intentar responsabilizar a un tercer país [Chile] de 127 años de inoperancia local. Por esta razón, la verdad es que desde mi perspectiva las razones de los problemas internos e históricos de Bolivia no deben ser buscados en Chile.
Sin embargo, no desconozco que una solución debería ser alcanzada. Por tal motivo una cambio territorial el cual debería ser mar por gas explotable debería ser parte de la mesa de conversaciones. Sin embargo, como tu bien sabes para este ultimo objetivo existe un tercero en juego, el cual dicho sea de paso no tiene interés en que se resuelva el tema: Perú.

Un abrazo,
Rodrigo Alvarez Valdes

Eugenio dijo...

Hola.
Supe por primera vez del conflicto entre Chile y Bolivia hace apenas unos cuatro o cinco años y me sorprendió que Bolivia reclamara un territorio que perdió en una guerra hace mucho tiempo.
A mi no se me hubiera ocurrido que México pudiera reclamar el territorio que perdió contra Estados Unidos.
Creo que la actitud de Bolivia de exigir el territorio con base en la creencia de que les corresponde por justicia dificulta el que puedan obtener algo positivo de todo esto.
Sería más conveniente dejar el pasado atrás y buscar beneficiarse de una mejor relación con el país vecino pero entiendo que no es fácil por la fuerte carga emotiva que implica el asunto. Muchas veces nuestras emociones pueden perjudicarnos pero somos humanos y no podemos ser perfectamente racionales y menos los latinoamericanos.

Dolores dijo...

la carga emotiva es similar al reclamo de Argentina a Inglaterra por la soberanía de las Islas Malvinas...

Sergio Flores dijo...

Dolores, no opino igual. Argentina reclama por unas islas que jamás tuvo, mientras los bolivianos sí perdieron territorio que fue de ellos y que era importantísimo. El reclamo argentino se me antoja más a patrioterismo que a otra cosa. El reclamo boliviano se basa en una tragedia para Bolivia. Una tragedia que ellos provocaron, una guerra que ellos iniciaron confiados en su aliado, un aliado al que ellos abandonaron, un resultado triste para los aliados, un Tratado que ellos firmaron. Pero es obvio que no tener acceso libre y soberano al océano debe ser sofocante. No veo qué sofoco pueda tener Argentina porque el archipiélago está en manos británicas.

Mestizo dijo...

Sergio, rolfonso y Eugenio:
Es cierto que esta editorial esta cargada de emotividad, no se olviden que es una editorial y este género periodístico asi lo demanda. Tengo algunos puntos por responder.
Cuando dijo "Justo" me refiero a que el territorio perdido es boliviano y que el "gran" error de Bolivia fue querer subir unos centavos el impuesto del salitre que la industria chilena explotaba en suelo boliviano. Lo que paso despues es historia y como dice la letra la historia la hacen los que ganan pero siempre hay otra historia.
Por otra parte cuando me refiero a los militares de Bolivia y a la clase política y sus miserias no culpo a Chile por esta causa sino que hago uno crítica a los militares bolivianos y a los políticos por su pobre desempeño cuando las necesidades extremas los llamaron a actuar. Para que sepan la guerra del Pacífico para Bolivia fue medular y en gran medida moldeo el futuro de este país. También soy crítico cuando me pregunto si Bolivia esta realmente preparada para ser nuevamente un país con salida al mar, porque no desconozco que históricamente Bolivia miro siempre las montañas y muy poco el mar.
Cuando Eugenio dice que México nunca le reclamaría a EE.UU por un territorio perdido, eso demuestra que somos culturalmente diferentes.
Creo que el reclamo constante de Bolivia es el único mecanismo que tiene para poner en agenda el tema maritimo. Es preferible un reclamo verbal a una acción militar. El díalogo ante todo. Y como todo diálogo este siempre es subjetivo y emotivo pero eso no lo descalifica.

Sergio Flores dijo...

Mestizo: ¿qué opinión existe en Bolivia con respecto a un enclave? No digo que esta idea sea popular en Chile (ninguna salida a Bolivia es popular en Chile), pero podría ser un interesante aporte al estancamiento en el que se encuentran nuestros países, y podría eliminarse del panorama al tercer elemento (Perú) que no aporta mucho y a la hora de firmar, en caso de que se llegue tan lejos, no lo va a hacer porque esos territorios fueron suyos y un importante sector peruano es irredentista. Un enclave en la costa de Antofagasta no requiere ni el acto de presencia de Perú. Por supuesto habría que convencer a la Armada de Chile y al grueso de la población, pero Bolivia podría endulzar la oferta con lo que se conversó ya antes: trueque de territorios. Un enclave soberano, con sus doce millas de mar territorial (y otro arreglo para las 200 económicas: Chile no va a tolerar que le corten el acceso por 200 millas proyectadas desde la costa), puede convertirse en la región más próspera de Bolivia. No te digo que va a ser la solución ideal. No hay solución ideal factible para el enclaustramiento boliviano. Pero terreno boliviano para Chile, a cambio del enclave y su mar, o concesiones comerciales a cambio del enclave, es posible y probable. Me interesa saber qué piensas, y si crees que el pueblo boliviano consideraría esta solución.

Mestizo dijo...

Sergio tu pregunta es oportuna, porque en estos tiempos en algunos sectores políticos de Bolivia se penso en la posibilidad de realizar un trueque, se llego a hablar de gas por mar y eso del enclave o puerto integrado es cierto que saca a Perú de la conversación, pero aún no hay una declaración oficial sobre este tema. En particular la idea del trueque o del enclave puede ser un gran inicio, supongo que el pueblo chileno jamás aceptaría entregar Antofagasta en su totalidad, porque ahí si Perú reclamaría Arica y toda conversación sería esteril. El canje como te digo es una opción aunque no la ideal pero es válida. Será cuestión de esperar.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Es obvio que a Bolivia no le interesa obtener desarrollo y bienestar economico a travez de una salida al mar, pues Peru hace muchas decadas le ofrecio una salida maritima sin soberania pero con todas las facilidades para que desarrolle alli las actividades economicas que desee, pero a Bolivia para variar no le interesa, y esas playas estan completamente abandonadas pq Bolivia no ha invertido alli un centavo, entonces el interes esta demostrado es meramente politico. Asi que amigos Bolivianos si quieren que los tomen en serio a trabajar en serio...