viernes, julio 04, 2008

La liberación de Ingrid Betancourt y la política colombiana


La bandera de Colombia es de Wikipedia, gracias.

Y el artículo es de nuestro excelente colaborador, Hugo Perini, a quien también y en nombre de todos los lectores de Planisferio, le agradezco este y todos sus excelentes artículos.

Siempre he considerado al secuestro de personas como uno de los delitos más aberrantes, cualquiera sea la finalidad de los mismos.

En tal sentido no puedo menos que sentir una enorme alegría por la liberación de Ingrid Betancourt y un grupo de compañeros de cautiverio.

Pero al mismo tiempo soy de los que siempre hemos pensado que el presidente de Colombia Alvaro Uribe evitó en distintas oportunidades en el pasado que tal liberación se concretara. Aclaro que no estoy solo en esto, la presidenta de mi país, Argentina, quien se encuentra en las antípodas de mi visión del mundo y de la Argentina, en forma reservada, se ha expresado de igual forma.

El señor Uribe, quien goza de una altísima popularidad entre sus compatriotas, es un líder escurridizo: nunca pudo desmentir un fraude electrónico que permitió que se le asignaran 200.000 votos con los que alcanzó su primera presidencia. Hace unos días la opinión pública tomó conocimiento de la condena impuesta a una diputada, quien confesó haber recibido sobornos del gobierno para que votara a favor de la reelección del presidente, algo que no estaba contemplado en el ordenamiento constitucional del país.

Lejos de aceptar lo sucedido, el presidente Uribe se proclamó un perseguido de la Corte Suprema y amenazó con un verdadero dislate institucional: volver a repetir los comicios en que se había impuesto, lo que implicaba entre otras cosas que sus ex adversarios en esa contienda también se prestaran a su juego, a lo que la mayoría se opuso, mientras que muchos creyeron ver en esa maniobra presidencial la busca lisa y llana de un tercer período.

Fue en este contexto de enrarecimiento político que Ingrid Betancourt y sus compañeros fueron liberados.

Sólo la historia develará –o no- si Alvaro Uribe hizo jugar ahora la carta Betancourt para descomprimir la situación política colombiana.

El auspicioso hecho vivido en Colombia nos llena de gozo a todos los que pensamos que el secuestro y la liberación de inocentes no puede ser, bajo ningún pretexto, un medio para hacer política.-


9 comentarios:

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Esa última frase suya es la que mejor describe lo quieren hacer las farc con los secuestrados: política. lo invito a que recorra las declaraciones de los rescatados para que identifique el verdadero sentido "humanitario" de los asesinos de las FARC. Lo mismo podremos decir de el presidente chávez, su presidenta y ex esposo y el presidente de Ecuador.
Querer destruir al presidente de Colombia con lo del intercambio, por ser contradictor político, es hacer política ¿o no? Eso es en lo único que pensaron los políticos de otros países. Les importa un bledo otra cosa que su propia imagen, les tiene sin cuidado la vida de los demás.

Al menos la mitad de los colombianos no hemos estado de acuerdo con el mal llamado intercambio humanitario. De humanitario no tiene nada. Nosotros conocemos lo que las FARC pretenden y son capaces de hacer. La zona que ellos piden despejar es solo para conversar del tema. Ellos mismos lo han repetido. Nunca han dicho que sea para liberar secuestrados. Para es no necesitan una zona despejada. Y de "conversar" con las FARC tenemos cientos de historias frustradas donde no han hecho sino dilatar para beneficio propio. Así han actuado desde el plan de paz del presidente Betancourt hace 25 años

Y de chismes como el que usted dice del "fraude electrónico" ni hablemos que su presidente tiene el chisme del maletín, el de Ecuador y el de Venezuela tienen el chisme de apoyar y reunirse con las FARC para confabular contra el gobierno de Colombia, el de nicarauga tiene el chisme de ser alcohólico y eso no sirve de nada.

Sí, soy Colombiano. No, no soy uribista. Y eso no me impide ver con criterio los acontecimientos acerca de los enemigos de Uribe.

Salió casi más largo mi comentario que su pobre artículo propio de Hola

hugo dijo...

1. los "chismes" sobre el fraude electrónico, estuvieron en toda la prensa internacional.

2. no hablo de ninguna conversación con las "far", a quienes critico en mi artículo por hacer "secuestropolítica"

3. su "largo" comentario, como usted mismo lo califica,no suministra ningún argumento para refutar el tema de fondo mi "pobre" artículo": el hecho que alvaro uribe, por conveniencias políticas del momento, se haya decidido a hacer ahora y no antes todo lo necesario para liberar a ingrid betancourt.-

Marta Salazar dijo...

Mauricio:

qué bueno que pases por aquí, por Planisferio, pienso que tú puedes aportar mucho al debate,

que ya empezó! bien!

Armando González Virto dijo...

mi opinion paresera descabellada

y fantasiosa pero yo creo que

hay algo oculo detras de esto

fue demasiado facil

pero en fin

hugo dijo...

no es usted al único que esto le parece muy extraño armando, basta ver las distintas opiniones de los medios de todo el mundo...

Caribe dijo...

Hugo, las FARC inician la tactica de los "secuestros" (ellos le llaman "detener") como una manera de presionar al Estado Colombiano a negociar, no por la situacion de los presos de las FARC, sino para que no les maten mas abogados a las salidas de los juzgados.
La solucion no es militar, no porque lo militar no sea una salida, sino porque las FARC son 45mil soldados, con una moral inquebrantable y no van a perder, ya que esta no es la primera ofensiva y trabajan desde siempre con la "opinion publica" de las ciudadaes en contra.
Cuando los empecemos a ver como lo que son, un "ejercito nacional beligerante" y no como un puñado de lunaticos, las perspectivas de todo esto van a cambiar y las salidas pacificas y politicas van a parecer solas.Se lo acaba de pedir Ingrid B ayer a uribe justamente.
Por ahora no veo salida,ya que la guerra en si es el modelo economico q sostiene Uribe y no creo q lo quiera cambiar

hugo dijo...

caribe reitero mi comentario final: "el secuestro y la liberación de inocentes no puede ser, bajo ningún pretexto, un medio para hacer política"

Marta Salazar dijo...

estoy con Hugo!

yo tengo amigos que emplean a un colombiano ex-guerrillero que llegó a Alemania exiliado y él cuenta que se incorporó a la guerrilla porque

"todo su equipo de fútbol entró a ella", no sé si estas puedan ser las bases de una "moral inquebrantable",

yo me pregunto: de dónde sacan el dinero para comprar armas?

Saludos!

Elecciones 2010 dijo...

Qué gran blog, tras la liberación de Ingrid Betancourt pienso que ya es hora de darle un nuevo respiro a la democracia de nuestro país, con la próximas elecciones debemos volcarnos a votar a demostrarle al mundo que Colombia quiere terminar con la violencia por medio de la democracia, hace poco visité un portal donde hablan de todos los aspectos relacionados a estas elecciones.