domingo, julio 20, 2008

Venezuela: un país en que la delincuencia (como todo lo malo) es culpa de los medios

El gobierno de Venezuela tiene un sólo culpable para las malas noticias de la prensa: los propios medios de comunicación, aunque también podríamos agregar lo que ellos llaman "enemigos externos e internos" (Estados Unidos y el capitalismo, y sus aliados nacionales: "la oligarquía"; esta última palabra, como todas las usadas por el chavismo, se refiere a todo el que se oponga al mismo, en especial a la clase alta y media). El mejor ejemplo de esta práctica es el tratamiento que hacen del problema del rápido y alarmante crecimiento de la criminalidad; siendo la respuesta del oficialismo: que esto es una mentira más de los periódicos y los noticieros de radio y TV para desprestigiar a un "gobierno que ha mejorado la calidad de vida de los más pobres" (según declaraciones del Presidente Hugo Chávez, sus ministros y seguidores). Según los medios y las instituciones independientes del Estado (sus estudios y estadísticas lo comprueban), pero especialmente de la inmensa mayoría de la población (todas las encuestas lo afirman); las cifras de la inseguridad personal no dejan de crecer, llegando al escandaloso número de 2 homicidios por hora, que por lo general son en su mayoría jóvenes (según datos de la UNESCO, ver documento de la denuncia hecha por la Iglesia Católica acá, y actualmente son asesinados 100 niños mensualmente ver aquí). En especial los fines de semana son los más peligrosos en las zonas urbanas, y sus áreas más empobrecidas (los cinturones de miseria) son los que más sufren; pero él que les escribe que vive en una zona de clase media, escucha en las noches ráfagas de ametralladora en calles que son todo soledad.

La política de seguridad personal del gobierno de Chávez ha sido errática; y en los últimos meses, desde que asumió el cargo más importante en el área de seguridad un viejo compañero de intento de golpe de Estado (en 1992) y militante radical de izquierda (ver biografía acá): Ramón Rodríguez Chacín, este nuevo ministro de Relaciones Interiores ha asumido la actitud de negar que la misma exista o señalar que se ha reducido drásticamente. En cada declaración que realiza a la opinión pública: culpa a los medios o al "imperialismo yanqui" de los posibles brotes de delincuencia. En especial señala que los muertos en Venezuela no son por homicidios sino por suicidios o accidentes (ver noticia aquí), siempre dice que entre las principales causas del problema está el capitalismo (ver declaració acá en un medio oficialista); y como solución propone la politización de la policía, es decir; la misma debe ser del partido de gobierno ("bolivariana"), y "subversiva" (esto último no logramos comprenderlo: ¿cómo se es policía y subversivo a la vez?) (ver las declaraciones al respecto aquí).
La realidad, podemos concluir, es que al no reconocer el problema este se irá agravando tal como ha ocurrido en los últimos años (ver tabla de homicidios abajo); y tendremos policías "revolucionarios y subversivos" que se dedicarán a hacer campañas políticas (es "natural" en Venezuela ver todos los recursos del Estado apoyando las campañas electorales del partido de gobierno), y que no se dedicarán a su tarea fundamental: proteger y servir. Estas son las extrañas paradojas o las terribles verdades de los gobiernos populistas que se dicen "luchar por el pueblo".

Imágenes: 1) cuerpos de los adolescentes hermanos Fadul, secuestrados y asesinados en el 2006; 2) Hugo Chávez y su ministro de seguridad a la derecha; 3) Tabla de homicidios por año en Venezuela, de "Soberanía.org".

7 comentarios:

Marta Salazar dijo...

Gracias Profeballa!

Bienvenido a Planisferio!

aunque no podemos más que lamentar la situación en Venezuela...

un abrazo y espero leerte con frecuencia en Planisferio

(la próxima semana, prometo poner un link a tu blog en la columna de la izquierda),

un abrazo!

Profeballa dijo...

Gracias disculpa esta larga espera. Ojalà os gusto a pesar de lo triste.

hugo dijo...

loa amigos del señor chavez profeballa, el matrimonio kirchner tambien por estos lados -se vio muy bien en el reciente conflicto campo-gobierno- volvió a cargar contra los medios que "desinforman" "distorsionan" "no informan", cuando en realidad lo que hacen es inforamr en contra de las medidas propiciadas por el gobierno, lo que no es lo mismo, y contra la oligarquía. esto último no es nuevo, entre nosotros por lo menos, ya que entronca con el típico discurso peronista de fines de 1940!!!

eso si: esta vez no pudieron agregar al fmi, porque cancelaron hace tiempo la deuda que el país mantenía con el organismo multilateral...

Profeballa dijo...

Estimado Hugo: gracias por su comentario. Al parecer cancelaron la deuda gracias a Chàvez. Lo que cansa es que sigue existiendo gente que cree en semejantes argumentos; y no son gente tan ignorante como uno piensa; me refiero por ejemplo a algunos estudiantes. serìa bueno hacer una comparaciòn peronismo-chavismo, y tambièn preguntarse: el chavismo tendrà futoro en Venezuela como lo ha tenido el peronismo?

saludos

hugo dijo...

es difícl opinar sobre realidades que uno no conoce bien profeballa-yo no vivo en venezuela y solo tenía tres años cuando el primer peronismo fue derrocado en 1955- pero por lo que uno lee, escucha y ve sobre chavez y lo leído sobre el primer peronismo, ambos tienen una línea discursiva muy similar...

¿terminará igual?

LUISA dijo...

Qué horror!!! El problema es la indiferencia de los pueblos, y cómo miramos hacia otro lado porque no queremos ver este horror y sentir la impotencia de no poder hacer nada.
Siento verdadero dolor.Lo siento.
Un abrazo fuerte.
Luisa

Profeballa dijo...

GRacias Luisa por la solidaridad pero siempre se puede hacer algo, como denunciar, informar y especialmente criticando y rechazando cuando nuestros gobiernos apoyan a dictaduras o regìmenes autoritarios.

Hugo: la verdad es que no sè, pero lo que me impresiona de Argentina es que el movimiento peronista haya durado tanto. `No creo que sea asì con el movimiento chavista en Venezuela una vez que se pierda el poder, pero seguro algunos seguiràn votando por sus dirigentes, creo yo.