domingo, junio 29, 2008

Fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos


Queridos amigos: una vez más, gracias a HUGO PERINI ARTE Y POLITICA, por esto excelente artículo, que lleva el título original de Un fallo político. Lo cambié para facilitar la búsqueda -o más, el encuentro- en los buscadores.

Muchas veces los latinoamericanos nos quejamos de los fallos políticos de nuestros tribunales, apartados muchas veces del derecho y del sentido común, para legitimar decisiones caras al gobernante de turno.

Pues bien, parece que la Corte Suprema de los Estados Unidos, si bien en fallo dividido, se ha unido a esa lamentable práctica.

Veamos porqué sostengo eso.

A Dick Heller, un guardia, le fue denegada su solicitud para tener un arma en su casa en Washington. Por vía de apelación, el caso llegó a la Corte Suprema, pronunciándose esta por cinco votos contra cuatro, a favor de que los norteamericanos tienen el derecho de poseer armas para la defensa propia y la caza, declarando al mismo tiempo inconstitucional la ley de la capital de la nación que las prohibía en su jurisdicción, alegando que la misma era incompatible con la Segunda enmienda de la Constitución.

La Corte no se había pronunciado en forma tan tajante sobre la segunda enmienda, desde que la misma fue ratificada en 1792.

Esta enmienda dice: “Puesto que una milicia bien regulada es necesaria para la seguridad de un estado libre, el derecho del pueblo a tener y portar armas no será infringido”

Claramente para los jueces supremos la cuestión fundamental a dilucidar era si la enmienda protegía el derecho del individuo a poseer armas por cualquier motivo o si ese derecho estaba vinculado de algún modo con el servicio en una milicia estatal.

Creo que la enmienda es meridianamente clara y era además compatible con la realidad hostórica norteamericana de su sanción (1792). A nadie le escapa que la primera potencia militar mundial no necesita hoy de milicias populares para garantizar su seguridad…

Sin embargo en nombre de la mayoría el juez Antonin Scalia, un ultraconservador nombrado en su puesto por el ex presidente Reagan, dijo que el derecho a tener armas es apoyado “por la narrativa histórica antes y DESPUES de la segunda enmienda”

No puede ser sino político un fallo que se basa en la “narrativa histórica” y no en la clara prescripción constitucional.

Si alguna duda cabe sobre lo político del fallo, dictado en plena campaña electoral, el Comité Nacional Republicano aprovechó la difusión del mismo para criticar al candidato demócrata Barak Obama, quien el año pasado se declaró a favor de la prohibición que estaba vigente en Washington, al tiempo que su contrincante republicano John Mc Cain “aplaudió el fallo” insistiendo en una lectura errónea en el sentido que “Esta decisión es una victoria para la libertad garantizada en la Segunda Enmienda.

Pero lo más sorprendente provino de la propia Casa Blanca: la vocera del presidente Bush declaró: “Nos complace que la Corte haya afirmado que la Segunda Enmienda protege el derecho de los estadounidenses a portar armas”.

Como se ha visto, ambas declaraciones son interpretaciones políticas forzadas del claro texto de la Segunda Enmienda.-


3 comentarios:

Iván dijo...

Hugo, quienes realizaron esta enmienda no la hicieron con miras a la caza deportiva o las milicias principalmente, la hicieron con miras a la defensa contra la tiranía y el derecho intrínseco de cada hombre a defenderse. Conocían muy bien los peligros de los gobiernos despóticos ya que los había sentido en carne propia, por lo cual decidieron asegurarse su libertad a través de esta enmienda.

Crees que Jefferson hubiera dicho esto si pensara que se pueden usar armas en el marco de una milicia?

"No freeman shall be debarred the use of arms (within his own lands or tenements)."
--Thomas Jefferson: Draft Virginia Constitution with (his note added), 1776. Papers, 1:353

"Laws that forbid the carrying of arms . . . disarm only those who are neither inclined nor determined to commit crimes . . . Such laws make things worse for the assaulted and better for the assailants; they serve rather to encourage than to prevent homicides, for an unarmed man may be attacked with greater confidence than an armed man."
--Thomas Jefferson, quoting Cesare Beccaria in On Crimes and Punishment (1764).

Más allá de que cada persona tiene el derecho a defender su vida y su propiedad en cualquier circunstancia y a pesar de cualquier gobierno o ley, estos señores fueron demasiado simples en sus pretensiones. Cada hombre tiene derecho a tener un arma PUNTO. NO hay mucha vuelta que darle me parece, ya que quienes más vuelta le dan son quienes intenta "actualizar" la Constitución y acomodarla con los tiempos que corren. Con la facultad del congreso americano de legislar en el "comercio entre estados" se generaron los planes más estatistas e inconstitucionales de su historia, cuando bien se sabía que la intención de los Framers era radicalmente distinta a la que le imprimieron los creadores de esos planes.

Tené en cuenta que además del temor a la tiranía ellos sabían de los peligros que sufrían las personas que vivían solos cerca de la frontera sin ningún estado que los protegiera (por lo menos en teoría). Mismo aquellos que convivían cerca de los indios.

La prescripción constitucional es clara en demasía. Igualmente yo pienso que los hombres tienen derecho a armarse por más que los gobiernos lo prohíban. Hasta un absolutista ideólogo de la tiranía como Hobbes decía que el derecho a la autodefensa es lo único que no se entrega al leviatán.

No entiendo por qué el hombre tiene derecho a su esfuerzo, pero no a defenderlo cuando quien supuestamente debe hacerlo no está.

hugo dijo...

creo iván que el punto sobre la interpretación de la enmienda, sometido a consideración de la corte suprema era claro: "si la enmienda protegía el derecho del individuo a poseer armas por cualquier motivo o si ese derecho estaba vinculado de algún modo con el servicio en una milicia estatal"

sobre eso debían expedirse.

en mi opinión, y por lo expuesto, la mayoría lo hizo de manera errónea, toda vez que forzó la interpretación de una disposición agregada en 1792, cuando la relidad del páis era completamente distinta a la de ahora, como bien vos lo decís.-

M@k, el Buscaimposibles dijo...

¿Tienen derecho los países del mundo a defenderse de los países que abusan de ellos, los amenazan, invaden, controlan?

Ojo por ojo, y en breve todos ciegos.