martes, febrero 05, 2013

La revolución silenciosa en Suecia


Por lo que leo -y lo que no leo- en Twitter, al parecer, el mundo hispano continúa sin saber lo que ha ocurrido en Escandinavia desde hace aproximadamente tres décadas. Quiero, por ello, publicar en este blog un resumen del artículo de Economist de la semana pasada y que sigue siendo muy leído y comentado en el mundo (Northern lights). En este post, tan sólo me refiero a Suecia.

Gracias a Wikimedia por la bandera sueca.

"Suecia ha reducido el gasto público como proporción del PIB desde el 67% en 1993 al 49% actualmente. Pronto podría tener un estado más pequeño de Gran Bretaña. También ha reducido la tasa impositiva marginal en 27% desde 1983, hasta el 57%, y desmontados los impuestos a la propiedad, a las donaciones, a la riqueza y a la herencia. Este año se está reduciendo la tasa de impuestos a las sociedades, del 26,3% al 22%.

"Suecia también ha puesto la camisa de fuerza dorada de la ortodoxia fiscal con su promesa de llegar a un excedente fiscal a lo largo del ciclo económico. Su deuda pública se redujo de 70% del PIB en 1993, al 37% en 2010. Su presupuesto pasó de un déficit de 11% a un superávit del 0,3% en igual período. Esto permitió que un país con una economía pequeña y abierta pudiera recuperarse rápidamente de la "tormenta financiera" de 2007/08 (financial storm). Suecia también ha puesto su sistema de pensiones sobre una base sólida, en sustitución de un sistema de beneficio definido, con una contribución definida una y ajustes automáticos apropiados a la esperanza de vida más larga.

"Más atrevidamente, se ha introducido un sistema universal de vales escolares y se invitó a los colegios privados para competir con las escuelas públicas. Las empresas privadas también compiten entre sí para ofrecer servicios financiados por el estado de salud y atención a las personas mayores.

"No cabe duda alguna que la revolución silenciosa de Suecia ha provocado un cambio drástico en sus resultados económicos. Las dos décadas a partir de 1970 fueron un período de decadencia: el país fue degradado de ser el cuarto más rico en el año 1970, al 14 de los más ricos en 1993, cuando el promedio sueco era más pobre que el promedio británico o italiano. Las dos décadas a partir de 1990 fueron un período de recuperación: crecimiento del PIB entre 1993 y 2010 un promedio de 2,7% anual y la productividad del 2,1% al año, comparado con el 1,9% y 1%, respectivamente, para los principales 15 países de la UE.

"Durante la mayor parte del siglo 20, Suecia se enorgulleció de haber implementado lo Marquis Childs llamó, en 1936, un camino medio entre el capitalismo y el socialismo. Las compañías globales como Volvo y Ericsson generaron riqueza, mientras los burócratas ilustrados construyeron el Folkhemmet o Casa del Pueblo. Con el paso del tiempo, el camino medio viró a la izquierda. El gobierno siguió creciendo: el gasto público como porcentaje del PIB casi se duplicó desde 1960 hasta 1980 y alcanzó, en 1993, un 67%. Los impuestos seguían subiendo. Los socialdemócratas (que gobernaron a Suecia durante 44 años ininterrumpidos desde 1932 hasta 1976 y el 21 de los 24 años a partir de 1982 a 2006) continuaron 'apretando' la economía. 'La era del neo-capitalismo está llegando a su fin', dijo Olof Palme, el líder del partido, en 1974. Hablaba de 'una especie de socialismo que es la clave para el futuro'."

1 comentario:

coico52 dijo...

Se cree, se dice, se sueña que Suecia, Dinamarca, Finlandia y Noruega son socialistas e incluso primer ministro de Dinamarca amonestó al político gringo Bernie Sanders para que dejara de utilizarlos como modelo de países "socialistas".

La Suecia actual es el resultado de mas de veinte años de transición con gobiernos de derecha y socialdemócratas, que lograron sacarla de la grave crisis de los 90 generada precisamente por un sistema socialista, con un estado arrogante que pretendió hacerse cargo de todo el mundo. En este periodo de transformación llamada “La Revolución Silenciosa” conservándose las reformas necesarias que la colocan como el país mas capitalista del mundo, donde mas se garantiza el LIBRE MERCADO, incluso mas que los EEUU., ofrece más libertad de empresa, comercio, monetaria de inversión y finaciera que la misma gringa, liberalizado empresas estatales claves de la economía, disminuido carga tributaria, privatizaciones, venta de empresas estatales, etc, etc..lo colocan como le país más CAPITALISTA del mundo.

Pero cierto, es de ellos: Suecia, Dinamarca, Finlandia y Noruega que los paises suramericanos debemos aprender y convencernos, como ellos, que no es con el “socialismo”, que saldremos adelante, al contrario ellos (los países escandinavos) se quitaron esa tara del “estado benefactor” que los llevó a la grave crisis de los 90s y optaron por la libertad, la libre empresa y el libremercado. El modelo socialismo es una quimera, en todas partes ha fracasado, no hay un sólo caso existoso en el mundo, ¿o si'