sábado, julio 21, 2007

Más nacimientos de niños alemanes; pero aún no es un baby-boom

Portada del Spiegel, cuya edición causó hace algún tiempo, gran revuelo en Alemania, pues sostenía la revista que la falta de niños, conducía a formar una generación altamente egoísta...

Uno de los problemas más graves que sufre Alemania o que sufrimos, como población, es la llamada implosión demográfica. Que es, como se pueden imaginar, lo contrario a la explosión demográfica, tan temida hace tan sólo unas décadas.

Sí, en los años '60 se temía que la población creciera y creciera desmesuradamente y hoy, dado que la población ya no crece más, sino que disminuye, lo que tememos es desaparecer de la faz de la tierra por no tener más descendencia o no tenerla en número suficiente que garantice no ya el crecimiento, sino al menos, la reposición generacional.

Sí, en Europa y en los países industrializados (salvo Estados Unidos, gracias a la inmigración), no sólo hemos llegado al crecimiento cero, sino que estamos decreciendo, o, como también se denomina, implosionamos.

Esto trae consigo un sinúmero de consecuencias económicas y relativas a la calidad de vida, sumamente negativas. Surjen entonces interrogantes tales como: quién paga las pensiones y jubilaciones si el segmento activo disminuye progresivamente, qué hacer con las ciudades y las regiones despobladas o bien, cómo revertir que el crecimiento económico sea un 5% menos al año, debido a la disminución de la población (cálculos del Banco de Dresden en relación al crecimiento de la economía alemana).

Por tal razón, una noticia mínima, como la que dió a conocer la Oficina Federal de estadísticas en Wiesbaden, ayer 20 de julio, está hoy en la primera página de los grandes diarios (pequeña, no es el titular del día, pero sí ocupa un lugar destacado en la portada) y ha merecido además comentarios editoriales.

La información se refleja en titulares del tipo: Demografie: Wieder mehr Kinder in Deutschland = por fin más niños en Alemania, del Die Zeit (intelectual de izquierda); o bien Geburtenrückgang in Deutschland ist vorerst gestoppt = la caída de los nacimientos ha sido detenida por ahora, del Täglicher Anzeiger; o Die Deutschen bekommen wieder mehr Kinder. = los alemanes tienen más niños, del Rheinische Post; o bien, del Spiegel (quién lo iba a creer...) Frauen in Deutschland bekommen wieder mehr Kinder = las mujeres alemanas tienen más niños y otros muchos titulares por el estilo.

La información de la Oficina Federal de Estadísticas (o destatis, como la llamamos en alemán) es bastante escueta: 1. Quartal 2007: Geburten nehmen nur geringfügig zu = primer trimestre del 2007: los nacimientos aumentan mínimamente.

Antes que nada, la Oficina advierte que estamos frente a cifras temporales, susceptibles de ser corregidas más adelante.

La cifra de los nacidos vivos en el primer trimestre del 2007, fue de 149.300 niños, que corresponde a un 0,4% más que el años anterior, en que se llegó a los 148.700 niños. Los expertos de Wiesbaden advierten que este es un aumento mínimo (gering­fügig).

De ellos, 76.700 son varones y sólo 72.600, niñas.

¿Cómo se explica este aumento de un 0,4% de los nacimientos?

Recurrir al expediente francés: son los inmigrantes (aunque esto no lo dicen abiertamente los políticos franceses, pero está en todas las estadísticas sobre el país, no olvidemos que el Pdte. francés es hijo de inmigrantes, al igual que su actual esposa e incluso el francés actual presidente del FMI) es muy cómodo y probablemente no sea la explicación más adecuada.

Generalmente y de acuerdo a los estudios, al menos en un segundo momento, los inmigrantes en Alemania, acomodan su comportamiento demográfico al del país, en otras palabras, tienen tan pocos hijos como si fuesen alemanes desde generaciones.

No, las explicaciones a las que se recurre dicen más relación con fenómenos recientes y que han elevado la confianza en el futuro (y la autoestima) de la población alemana:

1) el Mundial de fútbol;

2) el repunte económico, fruto de:

a) las medidas de liberalización implementadas ya desde la segunda época del gobierno de los socialdemócratas y de los verdes, encabezado por el socialdemócrata Schröder;

b) del efecto Merkel, que aumentó la confianza de la población -y de los inversionistas extranjeros- en Alemania y

c) la buena situación económica mundial (lo que es muy importante para Alemania como exportador número 1 del mundo) y

3) el Elterngeld o dinero para los padres (ver Elterngeld o dinero para los padres y antes Servirá de algo el Elterngeld?). Aunque, sinceramente, es muy pronto aún para medir los efectos de esta última medida gubernamental que empezó recién el 1° de enero de este año. Y menos aún para considerar los eventuales efectos de la promesa de las salas-cuna.

No obstante, la ministra de la familia, ya ha cantado victoria, diciendo que este 0,4% es sólo el inicio del aumento de los nacimientos consecuencia de la medida por ella propiciada.

Por otra parte, hay que considerar que el aumento o decrecimiento es diferente en cada Land. Así, el mayor crecimiento se encuentra en Berlín y Sachsen y el mayor decrecimiento en Mecklenburg-Vorpommern. Regiones del Este del país, que sufren, desde hace años, las consecuencias de una terrible implosión demográfica, con el consiguiente despoblamiento (debido, también a la emigración y a la falta de mujeres, ver estudio Not am Mann).

En suma, de ninguna manera se puede hablar de un baby-boom, no, pues es sólo una oscilación de un 0,4% que, como señaló un experto de la misma Oficina, bien puede deberse a una casualidad... Habrá que seguir observando las estadísticas. En todo caso, cuando se ha iniciado la carrera de la disminución de los nacimientos, es muy difícil detenerla. Y muy caro.



7 comentarios:

Patoace dijo...

Quien sabe, tal vez esta misma reacción provoque un cambio de actitud, de mayor apertura a la maternidad en las alemanas. Seamos optimistas.

Marta Salazar dijo...

Hola Pato!

Aunque, en realidad, de acuerdo a los estudios, actualmente, la decisión de no tener hijos es más que de las mujeres... de los hombres.

Em realidad, ya es muy tarde, el proceso no se podrá inverir. Si se invirtiera, esto es, si la Pbn. comenzara a tener más ninos ahora, sobre el pequeno segmento activo recaería una carga enormemente pesada:

alimentar tanto a los jubilados, como a los ninos.

La pirámide poblacional tendría, en este caso, la forma de un reloj de arena.

Por eso, entrar en este proceso es peligrosísimo, porque es muy difícil, sino imposible, salir de él.

Y, en definitiva, la única solución posible es la inmigración de adultos en edad laboral, claro. Lo que trae problemas culturales adicionales. Sobre todo si los inmigrantes son tan poco calificados como los que llegan a Alemania (de acuerdo al último estudio de la OECD, resumen del mismo en mi blog aesyd, buscar en descriptor OECD).

En definitiva, un verdadero callejón sin salida al que es mejor no entrar...

Un abrazo Pato y gracias x el comment!

M@k,el Buscaimposibes dijo...

Hola Marta. Una pregunta. ¿Los inmigrantes que llegan a Alemania no están calificados -no tienen estudios-, o no pueden acceder a trabajos "de lo suyo" sino a otros peor considerados por los alemanes? Lo pregunto porque a España llegan inmigrantes cualificados, muchas veces con carrera universitaria, pero ocupan los nichos del mercado laboral que no ocupamos los españoles...

Marta Salazar dijo...

hola hola! sí, eso también ocurre acá, evidentemente que no en todos los casos, si llegas con una suerte de green card, no; pero los inmigrantes que llegan "a buscar trabajo"...

claro, ellos tienen dificultades para encontrar uno adecuado a su calificación; es el típico caso de los ingenieros rusos, ucranianos o bielorrusos trabajando de cualquier cosa, pese a que no me cabe duda que son altamente calificados.

O de los médicos rumanos... aunque en su caso, después de luchar contra la burocracia, algunos han alcanzado un gran éxito como médicos; pero lamentablemente fuera del sistema de la salud pública, que no los acepta como médicos...

mira en mi blog este estudio de la OECD, cuyos resultados resumí en mi blog:

http://aesyd.blogspot.com/search/label/OECD

un abrazo y gracias x el comentario!

Marta Salazar dijo...

sorry, el link correcto es:

http://aesyd.blogspot.com/2007/07/
oecd-los-migrantes-en-el-
mercado.html

Admin. C dijo...

Hola a todos

Veo que un problema esencial es el burocrático; aún hay resistencias con respecto a personas de orígenes diferentes a los alemanes, o a los de otros países europeos.

Debería haber una legislación internacional con respecto al asunto profesional, no es posible que una persona que se prepara en un país no sea reconocida como tal en otro. Eso es un acto de egoísmo, de orgullo.

Saludos desde Medellín, Colombia
Los invito a que se pasen por mi blog, espero tener una discusión interesante a partir del uso de estas herramientas.

Admin. C
http://com-unica.blogspot.com

Marta Salazar dijo...

Gracias por el comentario! Pasaré por tu blog, gracias x la invitación!