domingo, julio 15, 2007

El cambio recién empieza



En octubre habrá elecciones presidenciales previo a la terminación del mandato de 4 años de Nestor Kirchner. El crecimiento de años consecutivos a causa del alza en los precios de los commodities (principalmente la soja) ha devengado a Kirchner suficiente popularidad como para no ser arrastrado por otros problemas económicos en estado avanzado -ya no incipiente-, como la falta de energía y la inflación.

Agobiado por la regulación (que obliga, por ejemplo, a expender el gas domiciliario a tasas subsidiadas), el sector energético acusa una severa falta de inversiones, desde que ellas se realizaran en los noventas a fuer de privatizaciones. Mientras escasea el gas y usuarios industriales y taxistas han tenido que ver suspendidas sus actividades, el gobierno de Kirchner se defiende alegando desde hace años, ora que tal crisis no existe, ora que las privatizadas han preferido su rentabilidad por sobre la inversión y a ellas, entonces, les es imputable el faltante. En el suministro de energía eléctrica ya hay cortes, carestía que ha sido justificada oficialmente por el efecto de la sequía en el nivel de las represas.

La inflación alrededor del 10% anual da otra voz de alerta. El índice oficial de precios al consumidor armado por el Instituto nacional de estadística y censos (INDEC) es manipulado -con remoción de funcionarios indóciles- para arrojar resultados más esperanzadores que los reales. El aumento de los precios repercute sobre el nivel de pobreza, un área cuya reducción el gobierno dice haber concretado por medio de la creación de empleo.

Debe insistirse con que la postura oficial no siempre condice con la realidad, puesto que la reducción de la pobreza a un tercio y el desempleo así como la inflación por debajo de la simbólica cifra de los 2 dígitos es una verdad a medias, que no discrimina la cantidad de empleados públicos y planes asistenciales, ni la violenta merma del poder adquisitivo tras la devaluación de 2001.

Serios como son los datos económicos, de todos modos nadie ponía seriamente en duda la factibilidad de una reelección de Kirchner en octubre. Restaba definir si el candidato sería él o su mujer, Cristina Fernández. Al final se ha divulgado que será ella, quien con una intención de voto semejante a la de su marido, se arrima al 50%.

La decisión se anuncia poco después de la derrota electoral que el gobierno sufriera en las elecciones a gobernador de Neuquén y Tierra del Fuego, ambas provincias patagónicas como la Santa cruz donde Nestor Kirchner ejerció el poder ejecutivo por 12 años, y la derrota apabullante en la Ciudad autónoma de Buenos Aires a manos del empresario Mauricio Macri.

Aquí el gobierno hizo su jugada con el ministro de educación Daniel Filmus como candidato a jefe de gobierno. Con 45% a 23% en la primera vuelta y 61% a 39% en la segunda, la victoria de Macri -presidente del exitoso Boca Juniors- con sus propuestas de gestión ha sido interpretada como una mayor preocupación de la ciudadanía por atender desideoligizados a los problemas concretos, como la inseguridad, el transporte y la recolección de residuos.

Se ha visto también a Macri como un referente de la centro-derecha, espectro ideológico éste de capa caída desde el frustrado experimento liberalizador de los años 90, razón que le habría valido la animosidad de grandes sectores progresistas en la ciudad, si bien muy por debajo de la imagen negativa que en 2003 le hizo perder en ballotage la elección al mismo cargo.

Si no fue por la eficiente campaña electoral, o por una -no asumida- identificación con la derecha que en un viraje de opinión le habría sumado antes que restado votos, queda cifrar como opositor el rol con que Macri ha sido ungido, sin nunca pronunciarse -por imperativo de un discurso conciliador, al contrario del de Kirchner- acabadamente anti-kirchnerista. El creciente pálpito antikirchnerista ha provocado una exigencia en Macri, por el momento renegada, de pronunciarse por un candidato presidencial a favor del cual pueda volcar su alta cantidad de votos, o bien que él mismo se candidatee a presidente, rompiendo con ello la promesa hecha de no apartarse de la ciudad durante los próximos 4 años.

Posiblemente la jugada de Macri sea promocionarse en una buena gestión de Jefe de gobierno -el cargo ejecutivo de la entidad autónoma intermedia entre municipio y provincia en la ciudad de Buenos Aires- para maximizar sus chances presidenciales en 2011.

En la cita electoral de octubre de este año, la oposición llega muy fraccionada. Cristina, como con suma sencillez se la llama, será presidente (¿o presidenta?) en primera vuelta si consigue el 45% de los votos o más del 40% con al menos 10% de diferencia del segundo. Así lo prescribe la Constitución desde que fuera reformada en 1994 para permitir la reelección, hasta entonces prohibida, de Menem por acuerdo de éste con el opositor y ex presidente Alfonsin.

Por el momento de la fuerte oposición al gobierno actual no emerge un candidato donde concentrar esos 30 puntos que aumentarían las posiblidades de ir a una segunda vuelta, y ahí sí unificar una candidatura capaz de lograr la mayoría absoluta. Hay para tener en cuenta varios candidatos con respetable pero insuficiente caudal de votos. Está Elisa Carrió, una dirigente cuyos arrebatos místicos hacen dudar del grado de realismo que habría en la implementación de su modelo moralista y socialdemócrata.

Otro candidato es Roberto Lavagna, quien fue ministro de economía desde 2002 en la presidencia de Duhalde y conservara el cargo con Kirchner hasta 2005, momento en que fue separado, presuntamente por mostrarse incapaz de lidiar con la inflación, como se dijera una tara aún persistente. Consciente de las flaquezas del presidente en el trato con todos, el padre del "heterodoxo" modelo económico actual hace respecto a Kirchner correcciones más de forma que de fondo, pretendiendo mantener vigente algunas de las políticas económicas como el forzado tipo de cambio del dolar a 3 pesos y el default a bonistas privados que no transigieron entrar al canje de este endeudado e inestable país.

Ricardo Lopez Murphy también fue ministro de economía, aunque por un período muy breve en plena crisis de 2001. Su proximidad a las ideas liberales hace que la crítica al gobierno sea de la más enfocada a los serios problemas institucionales y estructurales, crítica que comparte en gran medida su ex-compañera de partido (UCR), Elisa Carrió.

El resto de los candidatos da cuenta de la atomización de cara a las elecciones, con cierta intención para Patricia Walsh, dirigente de extrema izquierda, y muy poco para Carlos Menem, ex presidente, y Jorge Sobisch, actual gobernador de Neuquén.

La pregunta corre en torno a cómo será el gobierno de Cristina Fernández. Un afiche proselitista que empapeló el paisaje urbano la semana pasaba consignaba el slogan "Cristina, el cambio recién empieza". Pensando cómo puede ser el futuro gobierno, los analistas se debaten sobre el sentido del cambio. ¿Continuar la línea de su marido? ¿Virar repentinamente? ¿O es sólo un slogan, y el gobierno de Cristina no depararía sorpesas?.

También existe la opinión de que el acto de ceder el poder a su mujer sin realizar ninguna elección interna en el partido -el frente para la victoria, surgido de la triple escisión peronista en la elección de 2003-, implica una maniobra para burlar la limitación constitucional a la re-reelección, alternándose el matrimonio los mandatos o dividiéndolos como si el poder se tratara de un bien ganancial.

Más allá del sustento que pueda tener esta teoría, lo cierto es que los síntomas económicos que hoy se sienten y vislumbran podrían encontrarse en una fase mucho más avanzada, al borde del estallido, de modo que una tercera presidencia con el sello Kirchner, de Nestor o Cristina, de no ser favorable la coyuntura, no recibiría respaldo electoral en esta población tan sensible a las crisis. El componente de concentración arbitraria de poder político y económico existe. Sin embargo este no llega a un punto, todavía, que permita realizar un experimento como el de Chávez.

Esta abogada de 54 años ha forjado su propia carrera política desde cargos legislativos y es sabida de tener fuerte temperamento (al punto de sospecharse un trastorno bipolar), gusta vestir, mantener la estética, viajar, gastar, siendo indiscutido que incluso en el país relativamente machista al que pertenece, es independiente y hasta está planeando un rediseño de gabinete, cual si tratárase de la decoración doméstica. De uno de sus gustos, viajar, a diferencia de Néstor aparentemente ha conseguido aumentar los contactos y apuntaría a mejorar las relaciones internacionales, por ejemplo asumiendo un mayor compromiso en la condena al terrorismo. Se dice asimismo que a más del renovado perfil internacional, tendría en su meta una agenda institucional, buscando enmendar todo cuanto su marido dejó desatendido en la materia.

El historial parlamentario de Cristina destaca dos etapas: una de gran preocupación por las instituciones, previo a 2003, y una con posterioridad, donde avaló atropellos contra la división de poderes, siempre a favor del poder ejecutivo.

A partir de octubre sabremos si el cambio ya empezó, empezará, o nunca empezará.

4 comentarios:

Agustin dijo...

La preocupacion de la Sra. por la salud institucional es mas que dudosa. Por empezar, tendria que haber RENUNCIADO a su banca de senadora en el instante en que su marido es elegido titular del PE. Otra cosa, tecnica-anecdotica: el texto largo & compacto agobia un poco; sugiero parrafos, sub-titulos, etc. Saludos.

pablo dijo...

es cierto lo que dice agustín respecto al "formato" del texto... cansa un poco leer así.

Marta Salazar dijo...

sabes lo que pasa... es que Blogguer no captó los puntos aparte que hizo Marcos... probablemente lo copiaste de un docto. Word, tengo cierta experiencia en este tipo de problemas.

Sin preguntarle a Marcos -espero que no te moleste- me metí en tu artículo y puse las "p" donde tú habías hecho el punto aparte.

Gracias Marcos! Por fin entiendo quién es Macri!

Para mí, el mejor sería L. M. ! pero las ideas de la economía social de mercado, de alguna manera y lamentablemente -al menos desde mi punto de vista- no "agarran" en Argentina.

Y no creo que se puede denominar la corta -y al parecer no poco corrupta, me baso en informes de instituciones internacionales- actuación "liberalizadora" del gobierno de Ménem, se pueda denominar propiamente ecomomía social de mercado. No, me inclino a pensar que no.

La economía libre supone probidad y transparencia.

Gracias Marcos y un gran saludo!

Lic. Scolaro dijo...

MAMBO POPULAR
Sr. Director:
Ha tomado estado público, la posibilidad, de que un denominado grupo de "cumbia social " escribió para Cristina Kirchner una letra, que posiblemente acompañe su campaña, con el nombre de "El Tío Néstor nos cumplió". Que expresa : " En el barrio comentaban, que la cosa iba a cambiar/la gente esperanzada, le rezaba el General/Después de cuatro años, Tío Néstor nos cumplió, apoyamos el proyecto, para la transformación./Cristina, sos el campo popular, Cristina junto a vos vamos a estar/ Cristina gobernando la Nación, el cambio recién empieza./Junto a Néstor Conducción "

Es para pensar, que se trata de una" humorada" más de este gobierno, en nuestro País tan "Generoso". La senadora de Buenos Aires ( Pcia. a la que nada aportó) ni por asomo representa al campo popular y más que una cumbia, merece un mambo "financiero", ligado a su patrimonio.

En este "mambo" deben aclarar, sobre la cuenta bancaria en Cuba ( a nombre de financiera " La lusitana") con 200.000 dólares y que está siendo investigada y en la que figura la llamada primera dama. Conocer el patrimonio de los Kirchner, en Sta. Cruz es una mision imposible ( calor de la 1050-viviendas-Historia familiar- Financiera Finsud-etc) y se los conoció como los de "billetera invicta" por su apego al dinero.

Basta mencionar algunos de los Supuestos bienes adjudicados a Cristina Fernández de Kirchner ( ni hablar de Nestor):
Inmuebles de Capital Federal; calle Juncal Nº 1411, 5º Piso, Departamento 7 .- Calle Juncal Nº 1409, 11º Piso .- Calle Juncal Nº 1468.- Calle Juncal Nº 2164, 6º Piso.- Calle Uruguay Nº 1306, 10º Piso.- Inmueble ubicado en la calle Monte Aymond Nº 96 de la Ciudad de Río Gallegos, Provincia de Santa Cruz, y un Automovil Honda Civic modelo 2001, dominio DTQ-232. Y los "terrenitos" del Calafate. (Nada desmentido).

No se le puede faltar el respeto, a los indigentes, ni a los pobres, ni a los jubilados, ni a todas las victimas de las políticas de hambre. Menos aún al campo popular. En lugar de usar una cumbia para su mambo, es preferible hacerle llegar fotografías, de la inmensa cantidad de argentinos carenciados.
Saludos
Lic. Francisco Scolaro

www.blogspot.com.ar