viernes, abril 18, 2008

Sobre las elecciones en Paraguay


Queridos amigos: una vez más, Hugo tiene la gentileza de regalarnos uno de sus estupendos artículos. ¡Muchas gracias! Apareció en su blog con el título NO PATEES TU OLLA

Hay slogans que, por su simplicidad y contundencia a la vez, dicen más que mil palabras.

El que da título al presente (No patees tu olla) es el que enarbola en los próximos comicios paraguayos el Partido Colorado, la más antigua agrupación política del país fundada en 1887 (antes que la Unión Cívica Radical argentina, por ejemplo) y que detenta el poder en forma ininterrumpida desde 1947, lo que lo convierte en un verdadero récord mundial.

El mismo tiene que ver con la modalidad impuesta desde entonces, según la cual para acceder al desempeño de un puesto público, hay que estar afiliado al partido.

El funcionariado paraguayo asciende hoy a aproximadamente 250.000 agentes, los que temerosos de perder su empleo -en un país con una tasa de desocupación que ronda el 20%- si se impusiera la oposición, como vaticinan las encuestas, los llevará seguramente a votar junto a sus familares por el oficialismo, lo que le aseguraría a este, como mínimo, un piso de un millón de votos sobre un padrón total de poco menos de tres millones.

Terminado el comicio veremos si esta estrategia dio el resultado esperado por los colorados.


3 comentarios:

cambiaelmundo dijo...

Es una pena que estemos así en aquellos queridos lares; aunque también aquí, en la "democrática" Europa, hay subterfugios parecidos, como la historia de los funcionarios interinos, los "cargos de confianza", las subvenciones a los parados del medio rural... La vieja táctica de "fidelizar" al votante vía pesebre, en vez de por las ideas o la eficacia de la gestión.

hugo dijo...

algo sobre esas prácticas en algunos lugares de europa cambiaelmundo salieron a la luz con motivo de las recientes elecciones italianas,especialmente en el sur del país.

cambiaelmundo dijo...

Escribí pensando en España, que es lo que conozco; Italia, por lo que dicen, debe ser la caraba.