lunes, noviembre 01, 2010

Dilma Rousseff ganó en Brasil


Nuevamente, agradecemos a nuestro querido amigo Hugo por regalarnos para Planisferio el excelente post que publicó hoy -1° de noviembre- en su blog con el título: LULA GANÓ EN SEGUNDA VUELTA

La bandera, se agradece a Wikimedia y al gobierno brasilero (que parece que tiene su portal fuera de servicio... o se le cayó).

Finalmente Dilma Rousseff, la candidata del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien termina su mandato con índices de popularidad superiores al 80% , ganó las presidenciales, superando a su rival el paulista José Serra por una robusta diferencia de 12 puntos, dos menos que en la primera vuelta.

La temperamental Dilma ha llegado, pero su personalidad no parece la más adecuada para los usos y costumbres políticos de nuestro socio, vecino y hermano.

Mi apreciado profesor Torcuato Di Tella nos recordaba, en su cátedra de Historia Latinoamericana, que el pragmatismo político y la virtud negociadora y diloguista de las elites brasileras tiene un lejano antecedente en una gran y sangrienta rebelión de los esclavos negros que a fines del siglo XVIII eran utilizados en las plantaciones de azúcar caribeñas. Marcadamente minoritarios en relación a la población africana que los rodeaba, vieron en ese hecho una lección acerca de cerrar filas, a fin de evitar que les ocurra lo mismo.
Así, y ya en el siglo XX, el presidente Getulio Vargas acuñó una frase que sintetiza esta actitud: "Nadie es tan amigo que no pueda ser enemigo ni nadie es tan enemigo que no pueda ser amigo"

El gobierno que encabezará la nueva presidenta es de coalición, como lo fue el de su antecesor, proviniendo el vicepresidente electo, Michel Temer, del Movimiento Democrático Brasilero, el mayor partido político del país.

Solo tiempo dirá si el estilo confrontativo de Rousseff se adapta al del sistema, ya que es poco probable, que, por lo dicho, y a diferencia de lo que ocurre en Argentina, el sistema se adapte al de Rousseff...

En cuanto a como puede influír el nuevo gobierno en Argentina, todo dependerá de como resuelva éste el recalentamiento de la economía brasilera fogoneado por un masivo ingreso de capitales externos para beneficiarse de las altas tasas de interés domésticas que sobrevalúan el real y que en opinión del influyente presidente de la federación de empresarios paulistas lleva "...a un escenario en el cual el crecimiento de la demanda es absorbida cada vez más por la producción importada, que genera empleos fuera del país y los elimina en Brasil" algo con los que las automotrices y autopartistas argentinas deberían estar de acuerdo.

Al mismo tiempo, la comentada apreciación del real ha llevado a que el superávit comercial brasilero cayera este año U$S 9000 millones -un 35%- y el déficit en cuenta corriente ya supera el 2% del PBI, lo que sin duda ha sido influenciado en alguna medida por la multitud de turistas provenientes de Brasil que visitan Buenos Aires.

En suma, más tarde o más temprano, la economía brasilera deberá hacer un "aterrizaje suave" -otra diferencia con los "aterrizajes" argentinos- que probablemente, por lo dicho en el párrafo anterior, afecte parte del "presente viento de cola" que impulsa a la nuestra.

Finalmente, el Mercosur: lo que alguna vez fue una prioridad para la diplomacia brasilera, fue reemplazada hoy por ámbitos mundiales de acción más ambiciosos como el BRIC, el FMI, luego del reciente aumento de de su voto y las Naciones Unidas, donde el objetivo es integrar a mediano plazo con carácter permanente el Consejo de Seguridad.


3 comentarios:

Luis dijo...

Aprovecho la oportunidad para saludarlo y a su vez, invitarlo a ver mi blog dedicado a mostrar la riqueza cultural del Perú mediante fotos comentadas, modelos tridimensionales en imágenes y videos, artículos y más. La dirección es:

historiaenfotosperu.blogspot.com

Marta Salazar dijo...

gracias Luis y... qué te pareció este art. sobre Brasil?

hugo dijo...

pasé por su blog con alguna demora luis. me resultó muy interesante, pero no encontré la manera de dejar allí un comentario.

recuerdo con mucha emoción mi viaje a cuzco y machu pichu, si bien la altura me afectó bastante en la primera.

tengo pendiente otro a tiwanaku y el lago titicaca, pero creo que los dolores de cabeza cuzqueños lo demoran de algún modo.-