miércoles, marzo 19, 2008

La canciller Merkel en el Parlamento israelí


Queridos amigos de Planisferio, la canciller Merkel participó en las celebraciones del 60° aniversarios de la fundación del estado de Israel

La bandera es de Wikimedia.

En esta ocasión, me quiero referir sólo al discurso que pronunció en el Parlamento israelí o Knesset

El audio (hay distintas posibilidades de escucharlo y de verlo, tienen que hacer clic en la que más les guste) está en: Rede von Bundeskanzlerin Merkel vor der Knesset

El texto (en pdf) está aquí

A continuación analizo el texto del discurso, que ha caído muy bien en la comunidad judía de Alemania.

Las únicas críticas que se le ha hecho es no haber visitado Palestina y no haber mencionado las violaciones a los derechos fundamentales de los palestinos en la franja de Gaza.

Charlotte Knobloch, presidenta del Comité Central de los judíos en Alemania, declaró en el Jüdische Allgemeine, "Angela Merkel ha abierto un nuevo capítulo en las relaciones entre Israel y Alemania (...) Merkel es una auténtica amiga de la comunidad judía y del estado judío" (1).

Hay que destacar que la canciller se reunió -durante más de una hora- también con representantes eclesiásticos en Tierra Santa. Concretamente, en la Abadía de la Dormición, con tres católicos y tres evengélicos. El fin era escuchar acerca del trabajo de las iglesias en Tierra Santa. Esto es muy importante para ella, declaró; en una ciudad donde conviven tantas religiones y en la Semana Santa, que es tan importante para los cristianos, agregó. Ver Merkel trifft deutsche Kirchenvertreter

Agradece a todos los del Knesset y les agradece especialmente poder hablarles en su propio idioma, de la Merkel, claro. Sobre este punto, ver el excelente artículo de Hugo, PALABRAS Y MUSICA

"Alemania e Israel -continúa- permanecen de una manera especial, por el recuerdo de la shoah, unidos para siempre".

Por esta razón, explica, iniciamos las primeras consultaciones alemanas-israelíes en Yad Vashem. Uno de los frutos de este viaje, fue la decisión de realizar anualmente consultaciones entre representantes de ambos países.

"El genocidio (Massenmord) de seis millones de judíos que, en nombre de los alemanes (im deutschen Namen) ha traido consigo un sufrimiento indescriptible sobre el pueblo judío, sobre Europa y sobre el mundo.

"La shoah nos llena, a los alemanes, de vergüenza.

"Me inclino antes las víctimas. Me inclino frente a los sobrevivientes y sobre todo, a quienes les ayudaron a sobrevivir".

Sí, por ej., la empleada católica bávara (en realidad de Franken, al norte del Estado libre de Baviera) que hizo pasar a la entonces pequeña Charlotte Knobloch, como su hija ilegítima, para salvarla de una muerte segura en un campo de concentración. O pienso en Irena Sendler que, sinceramente merecía mil veces más el Nóbel de la Paz que Al Gore.

"El quiebre de la civilización provocado por la shoah no tiene igual. Ha dejado heridas hasta hoy. Parecía que las relaciones entre Alemania e Israel fueran imposibles. En los pasaportes israelíes, apareció durante mucho tiempo, la frase: 'vale en todo el mundo, menos en Alemania'.

"Por el contrario, los primeros 35 años de mi vida, los pasé en una parte de Alemania -en la RDA- en que se consideraba el nacional socialismo como un problema alemán occidental".

Estas palabras de la canciller me dan algunas importantes claves para entender el racismo xenófobo de ultra derecha neo nazi que lamentablemente abunda hoy en el Este del país.

"El estado de Israel no reconoció la RDA, sino hasta poco antes de su fin".

En otras palabras, "pasaron más de 40 años, hasta que, después de la Unificación alemana, toda Alemania pudiera reconocer su responsabilidad histórica..."

"Humanidad nace de la responsabilidad por el pasado".

Dice que no se puede relativizar las atrocidades abominables (Gräueltaten) del nacional socialismo. Y agrega: "antisemitismo, racismo y xenofobia (Fremdenfeindlichkeit) no pueden radicarse (Fuß fassen) nunca más ni en Alemania, ni en Europa".

Se refiere a cómo recordar la shoah cuando, un día, los sobrevivientes ya hayan muerto. Y se refiere a los lugares para recordar.

"Sí, es cierto, lugares para recordar son importantes. Como el monumento-advertencia del holocausto en Berlín o Yad Vashem. Ellos mantienen despierto el recuerdo".

"Pero, también es cierto que sólo los lugares no son suficientes: Cuando el recuerdo se vuelve historia. El recuerdo tiene que actualizarse (traducción libre de bewähren). Los pensamientos tienen que convertirse en palabras. Y las palabras, en hechos".

El texto alemán es realmente muy bonito, mucho más que esta traducción.

Agrega que David Ben Gurion y Konrad Adenauer sentaron las bases de las relaciones entre ambos países. Por tal razón, explica, era tan importante para ella visitar la tumba de Ben Gurion en el Kibbuz Sde Boker, el domingo pasado.

Habla del poder de la confianza entre israelíes y alemanes, que tiene su origen en valores comunes.

Se refiere a la globalización, al miedo a la misma. Antes, a Irán y a sus armas. Trata de relacionar a Israel no tanto, ni únicamente con Alemania, sino con Europa, con toda Europa. Habla contra Hamas y los ataques con los misiles Kassam.

Luego dice que Alemania apoya el Plan de Annapolis. Y se refiere a la llamada "solución de los dos estados".

Aclara "una vez más que Alemania apoya la visión de dos estados en fronteras pacíficas y seguras: el pueblo judío en Israel y el palestino, en Palestina".

Hace ver que "la solución no puede venir impuesta desde afuera y desde arriba, sino que debe proceder de los mismos israelíes y palestinenses".

Pero ella les ofrece apoyo, en esta empresa, a ellos y a los palestinos, especialmente al presidente Abbas.

..."ya que todos sabemos que ello significa compromisos y también, dolorosas concesiones (schmerzhaften Zugeständnissen) de ambas partes".

La seguridad de la región es importante, para el mundo y para Europa. Habla de Siria, de la Liga árabe y de Líbano. Incluso de Irán y de su programa nuclear. Pero no abordaré este tema.

Continúa: "la responsabilidad histórica de Alemania es parte de la razón de estado. Esto significa que la seguridad de Israel es, para mí, como canciller alemana, intransable".

Al final de su discurso y después de dar nuevamente una mirada a la historia (y mencionar a Adenauer, Schmidt y a Kohl), cita a David Ben Gurion: "Quién no cree en milagros, no es realista".

_______________

(1) Angela Merkel hat ein neues Kapitel in den Beziehungen zwischen Israel und Deutschland aufgeschlagen (...) Merkel ist eine echte Freundin der jüdischen Gemeinschaft und des jüdischen Staates.


2 comentarios:

cambiaelmundo dijo...

Gracias por el artículo, y gracias por el resumen, muy útil. Hay que celebrar este discurso, bien por Merkel y por los alemanes: no podemos olvidar las lecciones de la Historia; pero hay construir juntos sobre las ruinas, aprovechando el sufrimirnto para abonar la paz.
Gracias, Marta.

Marta Salazar dijo...

así es! Alberto, volvemos a estar de acuerdo!

Un abrazo fuerte!