miércoles, junio 28, 2006

¿Meta cumplida? 100 Días de Delincuencia


“Hay que dejar las instituciones funcionen”, se escuchaba como respuesta a muchos temas durante el gobierno de Ricardo Lagos. Sin embargo, algo me dice que no sólo hay que dejarlas sino que hay que hacerlas funcionar. Parece que la Concertación no ha logrado que algunas instituciones funcionen y por lo mismo, lo único que escuché el sábado a las 6 de la tarde, fueron disparos.
Definitivamente la familia vecina asaltada tuvo suerte. Hubo una institución que funcionó y rápido: Carabineros de Chile. Con la ayuda de los vecinos actuaron conjuntamente para resolver un tema de seguridad ciudadana que hoy se torna grave.
Hace rato que la oposición viene hablando de “mano dura contra la delincuencia”, “terminar con la puerta giratoria” y “la tercera es la vencida”. Hace rato es muy poco, Específicamente, ¡¡¡hace más de 10 años!!! Joaquín Lavín propuso estas ideas, la concertación no ha querido aprobar el proyecto “la tercera es la vencida” y Michelle Bachelet dijo en su campaña que “la vencida es la primera”.
Sin embargo, la luna de miel de los primeros 100 días de gonierno se terminó y es poco lo que le creo a la presidenta. Es poco lo que le cree la misma gente que votó por ella. Sólo hace falta ver los resultados de la consulta popular que se hizo en Providencia. Se le pide al alcalde que se haga cargo de la seguridad. No es parte del rol municipal, pero es prioridad de la gente y no puede esperar. No quiere esperar. No se atreve a esperar.
Esperar significa arriesgarse a que entren a tu casa y maten a tu marido. Y que después le den una pena mínima comparada con el crimen. Si es que tienes la suerte que lo condenen y no lo dejen en libertad, huya o le den un beneficio por error.
Esperar es no poder ir a un mall tranquilo. ¿Qué queda para la gente de escasos recursos? ¿Qué pasa cuando carabineros no llega de inmediato? ¿Qué explicación se da para no hacer nada para acabar con la delincuencia?
Las víctimas tuvieron que salir a la calle cuando era el gobierno el que debió haberse acercado a ellas con propuestas concretas que de verdad demostraran que la primera es la vencida.
La única vencida hasta ahora es la gente. Lo bueno es que esta vez la sociedad no está dispuesta a darse por vencida. Está dispuesta a exigir que el gobierno se haga cargo de los derechos humanos de las víctimas así como, sin que nadie le pida, protege los derechos humanos de los delincuentes.
Usando los mismos términos que le gustan a la concertación: parece que no hay voluntad política. Para que las instituciones funcionen debe haber voluntad política y la voluntad política, al igual que Michelle, no debe discriminar.
Espero que por el bien del país, y por su propio bien, el gobierno se deje de discriminar arbitrariamente las buenas ideas presentadas por la oposición, sólo por el hecho de haber sido presentadas por ellos. Espero que de una vez el gobierno asuma que la seguridad ciudadana debe ser prioridad ahora y se preocupe, de verdad, que las instituciones funcionen, con mano dura contra la delincuencia, terminando con la puerta giratoria y asumiendo que la tercera, o la primera, es la vencida.

3 comentarios:

Alvaro71 dijo...

Mmmmm, yo creo que haz interpretado a mucha gente común y corriente, que ya está harta de vivir en un estado de impunidad. A lo mejor, todavía no es un pais demasiado inseguro, pero molesta la liviandad y autocomplacencia conque se enfrenta el tema.
Ojalá este post lo leyera la presidenta y las autoridades en general.
saludos,

Javier Bazán dijo...

El problema es que la Presidenta no cree el cuento de que es autoridad. Y por tanto, la tarea se la relega al ministro de Interior. Basta ver cómo descabezó al mando medio de carabineros cuando protestaron los estudiantes. Los carabineros seguían instrucciones de Interior.
Además, es usual oír de parte las autoridades oficialista: "A vivir con la delincuencia" y otras expresiones parecidas. La misma Concertación socavó el concepto de autoridad.

Marta Salazar dijo...

Carol for President! Lo digo en serio!