miércoles, junio 14, 2006

No Siempre Más es Mejor


La tendencia natural es a pensar que mientras más, mejor. Más dinero, mejor. Más bienes, mejor. Más vacaciones, mejor. Hasta tenemos dichos populares como “más vale que so-sobre…” Sin embargo, si en algo deberíamos lograr consenso hoy es en que no siempre más es mejor.
En Chile, en materia de educación, los recursos se han ido aumentando año a año y no ha sido mejor. Ha habido aumento de cantidad pero no de calidad. Más niños tienen la posibilidad de asistir a un establecimiento educacional, pero no sabemos si son más, menos o igual número de niños los que aprenden.
Peor aún (aunque también esperanzador) resulta darse cuenta que colegios con muy bajos recursos hacen las cosas bien y tienen resultados muy por sobre la media y otros, cuyos ingresos aumentan año a año, no mejoran su rendimiento. No siempre más es mejor.
Por otra parte, cada vez pagamos más impuestos. Impuestos aprobados como transitorios, como el IVA a 19% y el impuesto a la bencina, se transformaron en permanentes hace rato, sin avisar ni preguntar a nadie.
Ni siquiera ha habido un cambio sustancial que nos enorgullezca y haga estemos contentos, o al menos neutros, ante la política tributaria del gobierno.
Peor aún sabiendo que el IVA afecta principalmente a los más pobres, que al fin y al cabo son los menos beneficiados con las políticas actuales. Sólo quienes consumen el 100% de sus ingresos pagan el 19% del total. Mientras más se gasta proporcionalmente más se paga. No siempre más es mejor.
Asimismo, cada vez que hay un problema se propone una ley para darle solución. Soluciones “parche” que parecen ser una especie de “tranquilizador de masas”. Problemas de discriminación, ley de cuotas; problemas de educación, se consagra el derecho a su calidad en la Constitución. Como si una ley o reforma fuera a solucionar el problema. No siempre más leyes significan mejores resultados.
Se modifica la Constitución para autorizar la creación de dos nuevas regiones: en Los Lagos y Tarapacá. Esto es, más sueldos, más oficinas, más trámites, más burocracia y más gasto estatal. Si al menos supiéramos que las cosas se están haciendo bien o dónde están los jarrones que se perdieron, quizás pensaríamos que cobrar más impuestos es mejor. Se dice que las cuentas claras conservan la amistad por lo que a estas alturas no creo que los gobiernos de la concertación tengan muchos amigos entre los que pagamos impuestos concientes de ello.
El gobierno nombró una comisión de alrededor de 70 miembros que deberán actuar en forma eficiente y efectiva, rápido para solucionar un problema que está causando literalmente desmanes. Por muy pluralista, multidisciplinario y participativo que se quiera ser, no siempre más es mejor.
Hoy me atrevo a decir que nos so-sobran integrantes de la comisión de educación, nos so-sobran impuestos, nos so-sobra burocracia y nos so-sobran años de gobiernos de la concertación.
Parece que sacar más votos no es, en ningún caso, garantía de un gobierno mejor.

4 comentarios:

Javier Bazán dijo...

Estoy de acuerdo contigo en todo salvo en lo siguiente: "La tendencia natural es a pensar que mientras más, mejor. Más dinero, mejor. Más bienes, mejor. Más vacaciones, mejor". Quizás la palabra 'mejor' no sea la adecuada para referirse a la adquisición de bienes, el dinero y las vacaciones. Después de todo, hace mucha la diferencia entre ganar $100000 y ganar $400000 pesos. Y naturalmente la vida es mucho mejor con un sueldo último que con el primero, por ejemplo. Por otra parte, el dinero es un medio que te abre posibilidades y los bienes te aligeran la vida. ¿O tú harías como las señoras de hace 50 años que se levantaban temprano para cocinar, sin tener refigerador, horno a gas, microonda, tetera eléctrica, etc?
Pedirle transparencia a los gobiernos de la Concertación, es como pedirle peras al olmo.
¿No crees que es una ridículez garantizar por ley la calidad de la educación? Es un absurdo. Los mismo que decían que la calidad de la educación consistía en que en los liceos hubiesen más computadores, más red e internet.

Marta Salazar dijo...

la máxima es : "más vale que fa-falte a que so-sobre".

Gracias Carol! Excelente el artículo!

En lo fundamental, le podría cambiar los nombres y publicarlo como si la autora se refiriera a Alemania... Parece que estamos muy globalizados.

Carol dijo...

Javier, coincido contigo en que más bienes y más sueldo es mejor, a lo que me refiero es que no TODO es mejor en abundancia, pero esas cosas si.
Lo otro, garantizar por ley la calidad de la educación es seguir aumentando la cantidad de "pretensiones sociales" en nuestra Constitución. Y lo peor, es que quieren garantizar el derecho a una salud sexual y otras cosas que el Estado no puede ni debe garantizar.
Cómo que si diciéndolo la ley por milagro se lograra algo.
Ánimo que algunos están peor!!!

Rolfonso dijo...

Estimada Carol,
Primero quisiera agradecer tu comentario de hace unos dias.
Ademas, me gustaria saber, en relacion a tu comentario, si lo quieres decir con tu ensayo-opinion es que menos Estado es mejor?. Telo pregunto desde que sostienes..."y lo peor es que quieren gaantizar el derecho a una salud sexual y otras cosas que el Estado no puede ni debe garantizar"
Te agredecieria si me pudieras aclarar esto.
Un afectuoso saludo.
Rodrigo Alvarez [rolfonso]