lunes, marzo 20, 2006

Empezamos con aniversarios...

Cuando recibí el e-mail de Marta diciendo que largábamos Planisferio, pensé "ok, tengo el fin de semana para pensar sobre qué escribir"... y acá estoy en una tarde lluviosa de Domingo poniendo mi primera entrada en lo que anticipo será un gran blog. De los nombres que he visto citados no conozco a nadie, salvo a Marta Salazar y supongo que a todos les pasará lo mismo. Así que me voy a presentar. Me llamo Dolores Castaños, soy argentina y vivo en California desde hace cuatro años. Después de dedicarme varios años al estudio y enseñanza de la Filosofía ahora los trabajos de madre y esposa ocupan mis días completamente. Pero los hábitos de observar la realidad y tratar de entenderla siguen presentes. Por eso es que estoy muy contenta de haber sido invitada a expresar mi visión del mundo que me rodea desde esta punta del Planisferio...

Y dado que resido en los Estados Unidos me pareció de rigor empezar esta seguidilla de artículos comentando algunas cosas de este 3r. aniversario del inicio de la Guerra de Irak. No pretendo hacer un análisis de las causas y estrategias de este guerra, hay cientos de miles de artículos y libros al respecto. Este es un tema muy complejo. Ya vivía en este país cuando se declaró la guerra y vi cómo la gente se dividía de acuerdo a sus tendencias políticas, vi cómo los árboles eran adornados con moños amarillos y me explicaron que eran un símbolo del pedido a Dios de que las tropas volvieran a casa "sanas y salvas". Desde entonces la opinión pública mundial se ha polarizado en torno a este conflicto. Especialmente después de los atentados terroristas de Londres y Madrid. Toneladas de tinta se han volcado en análisis y más análisis sobre la conexión del Islam o no con los atentados, con la guerra; la centralidad o no del petróleo en las verdaderas causas del conflicto bélico, etc, etc, etc...

Mientras tanto las tropas siguen ahí... la inseguridad en Irak sigue ahí... la inestabilidad sigue ahí... y la esperanza sigue ahí... Lograr un gobierno unificado y unas fuerzas de seguridad multi-étnicas es algo frágil pero urgente. El gobierno norteamericano a medida que los meses pasan baja sus expectativas respecto de lo que se entiende como "triunfo en Irak" En este sentido es muy interesante la nota que sacó la semana pasada la revista Time sobre el papel que está desempeñando Zalmay Khalilzad, embajador americano en Irak. Describe su complicadísima misión tratando de ayudar a los líderes iraquíes a dejar de lado sus rivalidades religiosas y sectarias para formar un gobierno suficientemente fuerte como para contener la insurgencia y así encontrar una "puerta de salida" honorable de Irak. El mismo Khalilzad es hijo de padre Sunni y madre Shiita, con gran experiencia como embajador en Afganistán después de la caída del régimen Talibán, y eso le da ventajas y le genera numerosos problemas en su labor. Especialmente porque después del atentado del 22 de Febrero en Samarra, el país se encuentra en un estado cercano al de la guerra civil.

En medio de esta situación frágil, confusa, inestable, las masas se largan a las calles manifestándose a favor y en contra de esta guerra, y hasta un militar publica su libro de poesías inspiradas en el conflicto bélico.

Muchas preguntas se plantean desde hace tres años en torno a esta guerra. Lo cierto es que la situación de Medio Oriente es complejísima y no alcanzan los medios tradicionales de comunicación para formarse una opinión sobre la materia. Mi impresión es que la mayoría aprovecha esta realidad para "meter la cuchara en la sopa" y priorizar la propia agenda política. Cada nueva lectura, cada acercamiento más profundo, genera más preguntas y aleja la posibilidad de un esquema claro y conciso acerca de un conflicto en donde se entrecruzan la política, la religión, la cultura y los negocios en todos los niveles... Según los medios de comunicación norteamericanos la situación de Irak no afectará las elecciones parlamentarias del Noviembre 2006. Pero que otra será la historia en las presidenciales del 2008.

Cierro las revistas, diarios y archivos que estuve releyendo para este artículo y me preparo para ir a la cocina a preparar una taza de té y algo rico para mis hijos y marido. Al abrir la heladera veré la cinta amarilla que até en la puerta y me acordaré de los soldados que cumplen con su deber en suelo extranjero y por sus familias... Detrás de estas realidades que enfervorizan a algunos y ponen reflexivos a otros, hay personas... Personas que con sus grandezas y sus miserias tratan de ser felices y sufren.

4 comentarios:

Marta Salazar dijo...

A principios de los 70, se popularizó una canción, que decía Ata una cinta amarilla al viejo roble (Tie a Yellow Ribbon Round the Ole Oak Tree)...

los EEUU siempre han tenido que enviar tropas a alguna parte del mundo a poner orden. Para bien, o para mal.

No estuve de acuerdo con la Guerra en Irak, ni lo estoy ahora; pero debo reconocer que, si no actúan los EEUU, quién actuará?

Quién evitará el mayor derramamiento de sangre?

Europa? Qué ha hecho Europa? Qué es capaz de hacer Europa? Aparte de quejarse, criticar e inmiscuirse, pero no hacer nada!

Hemos sido testigos de cuál ha sido el comportamiento de la UE frente a Ucrania, en el pasado reciente que. Si no hubiese sido por el respaldo norteamericano seguiría siendo un satélite ruso (lo mismo que los Países Bálticos, prisioneros del pacto Hitler-Stalin hasta hace no muchos anos);

lo que ocurre con Bielorrusia, abandonada por los europeos a su suerte, si no hubiese sido porque Bush dijo que Lukaschenko es el último dictador que queda en Europa, dudo que a mucha gente le hubiese importado en lo más mínimo la suerte de los bielorrusos;

y ahora en Zaire o RD del Congo, en que los europeos se han puesto de acuerdo en el envío de 40 militares (!) a ayudar durante las elecciones de junio próximo.

Tienes toda la razón al decir que "Detrás de estas realidades que enfervorizan a algunos y ponen reflexivos a otros, hay personas..."

Un gran saludo! Y gracias!

cambiaelmundo dijo...

Felicidades Dolores por haber tenido el valor y dedicado el esfuerzo necesario para romper el hielo de Planisferio. Tienes una tarea ímproba, pues estás en el corazón del imperio, y todos miramos hacia ahí.
Desde mi puesto de observación en un rincón suroccidental de Europa (Granada, España), me atrevo a pedir una visión muy "americana" de las cosas, pues aquí los medios de comunicación tienden a ser, por decirlo de alguna manera, pro-demócratas, y luego ganan los republicanos por culpa de la Asociación Nacional del Rifle.
Ya ves, estamos en tus manos para tener información independiente y verdadera.

Dolores dijo...

gracias Alberto. La verdad es que te pido que mantengas la visión crítica también con lo que escribo, porque mis fuentes de información no son "fuentes anónimas" del Congreso, el Pentágono o la Casa Blanca. El principal filtro que utilizo es el criterio de mi marido, quien generalmente vota a los republicanos y me acusa de ser "zurda" (jaja); pero que sigue las noticias en medios de todas las tendencias y lee muchos libros de historia.
Obviamente no voy a mentir a sabiendas, pero tampoco tomes mi visión de las cosas como una verdad independiente y verdadera (incuestionable)... Lejos de mis intenciones tal pretensión.
Este país es enooorme y no es fácil seguir todos los temas, investigarlos en profundidad y producir un artículo. Demasiadas cosas suceden demasiado rápido y sólo aspiro a hacer una selección teniendo como criterio el interés de entender a este Gigante desde afuera...
Wish me luck!!!! y gracias vos y Marta por los comentarios!

Eugenio dijo...

Felicidades por tu artículo Dolores, me ha gustado mucho.