lunes, diciembre 25, 2006

La visita rusa a Argentina


Hoy es el 15 aniversario de la caída de la URSS y el renacimiento de Rusia. Relacionado, entonces, con la inserción del gigante en el mundo, veremos como ha renovado su interés en estrechar los lazos con paises de sudamérica, en particular Argentina.

Hace pocos días Argentina contó con la visita del canciller ruso Sergei Lavrov como parte de la gira que lo llevó también a Brasil donde se reunió con los representantes de los países del MERCOSUR.

El interés recíproco entre Rusia y Argentina se remonta al establecimiento oficial de las relaciones diplomáticas en 1885 -hace 121 años-. El primer Enviado del Imperio Ruso en la República Argentina, Alexander Ionin, escribía en aquel entonces que la Argentina "está logrando muchos éxitos, su población crece rápido y la importancia del puerto de Buenos Aires ha superado a la de Río de Janeiro". El proponía que la Argentina y Rusia, países con productos de exportación parecidas, podrían ser socios para competir mejor con otros países en los mercados externos.

En 2005 los intercambios comerciales entre Rusia y Argentina sumaron 897,5 millones de dólares, con un crecimiento del 52% en relación con el año anterior.

La Argentina exporta un volumen importante de carne y trigo a la Federación Rusa, entre otros productos agropecuarios.

El 13 de diciembre Lavrov se juntó con el presidente Kirchner y el canciller Taiana.

Taiana y Lavrov coincidieron en que comparten una visión común sobre "cómo debe funcionar el mundo moderno" y destacaron el multilateralismo y el papel central de las Naciones Unidas en la resolución de los conflictos internacionales.
Lavrov y Kirchner procuraron restablecer las relaciones bilaterales entre la Argentina y Rusia, luego que quedaron desmejoradas tras algunos cortocircuitos entre ambos países.

Un incidente ocurrió en junio 2004 cuando Kirchner dejó esperando al presidente ruso, Vladimir Putin, habiendo sido acordada una cumbre en el aeropuerto de Moscú, mientras el Presidente se dirigía hacia China. Por una demora, Kirchner omitió su escala en Rusia.

El año pasado Kirchner se reunió con su par ruso Vladimir Putin durante la asamblea anual de las Naciones Unidas y tiene pendiente un viaje a Moscú que concretaría en los próximos meses.

En su reciente visita, el canciller ruso aseguró que su país está interesado en el desarrollo de la biotecnología y dijo que en ese punto "la Argentina tiene una posición muy importante".

También se manifestó interesado en los programas de construcción de gasoductos y ferrocarriles del continente. Dijo que las empresas rusas disponen de capacidad suficiente para emprender ese tipo de iniciativas.

Otra esfera de cooperación la podrían constituir altas tecnologías, en particular en los sectores de energía atómica y del uso del espacio.

El documento firmado entre Taiana y Lavrov incluye la tentativa de acelerar la provisión de material bélico por parte de Rusia.

Inversiones en energía son bienvenidas; Argentina lleva una serie de años consecutivos de fuerte crecimiento, que a futuro pueden quedar jaqueados por la falta de inversión, en especial en el sector energético.

Hace unos días The economist, en su balance sobre Argentina, alertaba que “La principal preocupación es la energía", y que "El consumo ha crecido pero la inversión ha colapsado. La Argentina ha agotado sus reservas de gas, de un valor de quince años de producción a menos de diez. Fuentes industriales advierten sobre apagones en 2007 si las condiciones climáticas son desfavorables. El temor a los apagones ha suprimido inversiones en negocios intensivos en el uso de la energía, como el acero, aluminio y la industria petroquímica”. Además la revista británica señala lo que hoy, por una demonización de la pasada década es de gran costo político recordar: "La economía todavía se beneficia de la inversión privada en infraestructura realizada bajo la presidencia de Carlos Menem en los 90.”

6 comentarios:

Marta Salazar dijo...

121 años!

increíble!

sin duda, hay que tomar nota de lo que dice el Economista.

si no recibes los Newsletter de la Economist Intelligence Unit, te los mando; son una fuente de información no despreciable,

aunque, pienso que toda la información de la prensa tradicional, hay que tomarla con beneficio de inventario (esto es, seleccionando, tomando en consideración quién lo dice y a quién va dirigida la información).

qué decían los argentinos, la prensa y comentaristas de la noticia? pasó desapercibida o tuvo mucho bombo? está consciente la gente de que -es mi teoría al menos- "los rusos de Gazprom" van tras el gas?

Le interesará al gobierno de Mr- K (conocido por su informalidad y frecuentes retrasos, por no decir mala educación frente a mandatarios extranjeros) realmente las inversiones rusas?

Gracias Marcos!

Anónimo dijo...

Hola Marta! A decir verdad la noticia pasó desapercibida, con muy poca cobertura y escasa repercusión. Fue una visita muy protocolar, donde el canciller se entrevistó por media hora con Kirchner y se fue a Brasil a la reunión del mercosur.
En el gobierno no deben ver al hora de que venga alguien de afuera y construya gasoductos y trenes, pero no debe ser tan sencillo como decirlo, ni debe haber nada seguro o si quiera tentativo, y por eso no anunciaron nada. En eso el gobierno se apartó de su costumbre de anunciar grandes obras y planes de inversión (el gasoducto de Chavez y el "cuento chino" donde los chinos iban a invertir por 20.000.000.000 uss -!!- y que nunca pasó nada...). Los rusos deben tener mucha experiencia en exploración, explotación y provisión de gas, con esos gasoductos que van desde Siberia hasta el centro de Europa. Igualmente, cuando hacen negocios afuera de Rusia no tienen mejor fama que Chavez o los chinos.
De hecho aquí no conocíamos mucho sobre lo comprometidos que están los rusos con el negocio de la energía, hasta que por medios deportivos se difundió como el magnate Abramovich (de Sibneft, erróneamente confundido con Yukos) compró de su bolsillo el Chelsea haciéndolo un club inglés de primer nivel con excelentes resultados y jugadores muy cotizados. El éxito que ha tenido muestra que pueden ir más allá de sus fronteras y de las prebendas del estado, pero el sector energético siempre es un interrogante. Goldman escribió el otro dia un artículo donde se pregunta seriamente si aquí la energía será negocio.

Marta Salazar dijo...

oye, gracias! se nota que allá está empezando o están en pleno verano!

porque cuando empiece el invierno, se volverán a acordar de la energía.

Acá es un super tema... y por lo que leo en los diarios de Chile, también lo es allá (aparte de lo que escribe Alezita, que también se interesa por el tema).

Es curioso que en ar no sea tema... bueno, aparte de lo del tiempo...

Hay que mirar al exterior y ver cómo en Europa nos peleamos por un m3 de gas!

Leeré a Diego ahora mismo. Es un art. reciente? por si no lo encuentro...

Anónimo dijo...

Acá nos peleamos por tantas cosas Marta!
Igual los cortes de luz y escasez de energía ya están sucediendo, porque hace calor y todos los que pueden prenden el aire acondicionado, que gasta mucha energia. El artículo de Diego es el último (planificar o algo asi se llama).

I dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Eugenio dijo...

Hola Marcos. Ya que tocaste el tema del artículo que apareció en The Economist, me gustaría saber qué se dice en Argentina de otro tema que se menciona en la revista: el tipo de cambio. The economist menciona que el tipo de cambio está subvaluado. Tal vez, Argentina está jugando con fuego otra vez. Ahora con un tipo de cambio subvaluado después de que el hecho de tenerlo sobrevaluado los llevó a severos problemas económicos. ¿Hay preocupación por el tema en Argentina?