martes, julio 18, 2006

Defensa de la Patagonia


Si hay algo que me ha llamado la atención en mi vida es que estando en Estados Unidos, dejando de lado lo político, los gringos me preguntaban más frecuentemente por 2 cosas que para ellos eran sinónimos de Chile: Llamas y alpacas (Lamas para ellos) y la Patagonia.

La verdad es que me daba entre risa y pena. Risa porque nunca se me había ocurrido que los gringos podían relacionar Chile con las dos primeras, dado que me siento muy chilena pero llamas y alpacas me identifican bastante poco y escasamente he visto un par en mi vida. Pena porque no había ido nunca a la Patagonia chilena y no tenía nada que decir al respecto más que “pretty” o “nice”.

Es así como, en cuanto tuve la oportunidad, partí a la región de Aysén. Llegando allá quedé impresionada y me puse a pensar. Me dio un poco de risa acordarme que los chilenos nos jactamos de no haber perdido nunca una guerra. Es cierto y bien por el Ejército, pero no nos olvidemos que ya perdimos gran parte de la Patagonia y Campos de Hielo Sur. La situación empeoró durante el resto de mi visita porque mientras más paisajes impresionantes veía más recordaba de la existencia del proyecto que pretende inundar parte de lo que nos queda.

Para nadie es novedad que necesitamos energía eléctrica y que Endesa España planea la construcción de cuatro plantas hidroeléctricas en Aysén, inundando aproximadamente 10.000 ha, para producir 2340 Mega Watts de electricidad en la próxima década, con una inversión de US 2400 millones.

No se puede negar que Endesa es una empresa privada con fines de lucro, que persigue maximizar sus utilidades produciendo energía al menor costo posible y con ello generar el máximo beneficio para sus accionistas, pero no podemos olvidarnos que un proyecto de esta envergadura afecta los intereses de la Región de Aysén, por ende de todo el país, pudiendo causar un desastre natural irreversible.

No creo que sea ilegítimo querer maximizar utilidades, pero no cualquier medio es legítimo para conseguir este fin. Sin embargo, si producir 2340 Mega Watts de electricidad durante los próximos 10 años significa que habrá ganancias sólo para Endesa, que utilizando los recursos naturales de todos los chilenos, va a producir un daño irreversible en la patagonia, exijo que me indemnicen o que me expropien mi parte.

Además exijo que se informe al resto de los chilenos lo que se pretende hacer. La mayoría no está consiente y por lo mismo no le importa. Estoy segura que si supieran les importaría y exigirían las autoridades actuar en forma responsable.

No es responsable que Endesa plantee un posible descuento en la cuenta de la luz, para convencer a los habitantes de la región de la conveniencia de la central. O es algo cierto o no es argumento. No se puede decir que implicará aumento en el empleo, cuando es evidente que se necesita mano de obra calificada, que no está precisamente en la región.

Una pregunta clave es quién se hace cargo de los pantanos inutilizables que quedan después de los 50 años de vida útil de una represa. Puede ser que la hidroelectricidad sea la producción mas barata de energía y no es raro que lo sea si no se hace cargo de las externalidades negativas que produce.

Me parece que alguien se está saltando el concepto de responsabilidad social de la empresa y es tanto el gobierno como la opinión pública quienes debemos alzar la voz respecto de este tema. La genialidad de los empresarios no está sólo en maximizar ganancias si no en hacerlo de forma responsable. La genialidad del autoridades estará dada por generar las políticas públicas adecuadas para incentivar que esto suceda.

Una pista: En Chile existen potenciales de energía como lo son las centrales de pasada, las caídas de agua entre las cotas, la mareomotriz y geotérmica, complementadas con la eólica y solar. Estas superan los 10.000 MW que se pretenden producir inundando Aysén. Incluso sólo por medio de una política de ahorro de energía eléctrica seria, que haga al consumidor tomar conciencia al respecto, es posible “generar” esa cantidad de energía.

En consecuencia, me niego a creer que para producir electricidad barata sea necesario destruir las reservas de vida natural del país. Tal como están planteadas las megacentrales no son un proyecto país sino un proyecto de Endesa (España por cierto). Y no quiero regalarle a España lo que nos queda de patagonia. Ya le regalamos a Argentina una buena parte pensando que era un desierto. Desierto del cual curiosamente salió gas, petróleo y salida al Atlántico.

Es por esto que estoy por tomar conciencia de esta realidad. Porque quiero seguir sintiéndome orgullosa de Chile. Porque la próxima vez que un extranjero me pregunte por la Patagonia le pueda decir que la conozco y que me siento orgullosa de haber tratado de defenderla. Quizás también le diga que nunca hemos perdido ninguna guerra, pero especialmente me voy a sentir más orgullosa de haber peleado esta.

8 comentarios:

Marta Salazar dijo...

perdona la ignorancia, pero me puedes decir a quién le pertenece (% de acciones) la Endesa - Chile?

Carol dijo...

Endesa Chile, fue comprada por Endesa España, transformándose en filial de esta última. Los accionistas mayoritarios son las AFP.

Marta Salazar dijo...

Gracias, va enlace!

Alvaro71 dijo...

Da rabia pensar que en estos negociados "entre gallos y medianoche" se vende (o regala) el patrimonio de una nación.
Y ahora, la crisis del gas es la excusa perfecta para aprobar cualquier proyecto, por descabellado que sea.
Buen post!, juntemos firmas, hagamos algo....

Javier Bazán dijo...

Carol escribiste:
"utilizando los recursos naturales de todos los chilenos". Eso no es verdad. Esa expresión que empleaste es igual a las que usa Hugo Chávez con el petróleo, Evo Morales con el gas, los chilenos con el cobre, los mexicanos con el petróleo y a los latinoamericanos del siglo pasado cuando se les ocurrió nacionalizar todas esa empresas extranjeras, es decir, robar.
En realidad, si fuese nuestro, como dices, entonces nos dejarían explotar, cosa que no ocurre con los hidrocarburos, donde Enap tiene el monopolio y le otorga permisos a las empresas extranjeras, más no a los chilenos de carne y hueso. No sé si has visto alguna vez las películas norteamricanas antiguas, en la que llegaba un emprendedor a Texas, empezaba a buscar petróleo, hasta que lo encontraba. Y naturalmente si hacía millonario. Aquí en America latina no ocurre eso.
De acuerdo a la teoría libertaria y liberal de la propiedad, la personna que saca un recurso de la naturaleza, es suyo, porque es producto de su trabajo. Por tanto, el oro, el cobre, el petroleo y el gas es del individuo que lo saco.
Yo no tengo ese chauvinismo por Endesa España. Endesa es una empresa privada, y no es del gobierno español.
Yo no creo ese cuento de la responsabilidad social de las empresas. La única responsabilidad de la empresa es ofrecer buenos productos y/o servicios. Allí está su responsabildad social.
Además tienes que abrirte a la energía nuclear.

FRANCISCO CASTILLO dijo...

Estoy de acuerdo con el señor Javier Bazán en que no podemos decir que los recursos naturales nos pertenecen, ya que no existe un libre mercado, pero difiero en que no debe existir una responsabilidad por parte de las empresas, decir que su única responsabilidad es ofrecer buenos productos es como garantizar un bienestar en el corto plazo sin por lo menos ver las consecuencias a largo plazo de esas acciones. Existen otras alternativas para obtener energía, tal vez una de las más convenientes para Chile, sería el uso de las corrientes marinas, de donde se puede extraer mucho más energía que utilizando el aire. Soy de Monterrey, México, y mi punto de vista es que el mercado se debe abrir a mas de una sola empresa, para así crear una competencia sustentable que terminaría beneficiando tanto al inversionista como al consumidor y al medio ambiente.

Alfredo dijo...

Me parece que tenes que leer un poco de historia porque nunca la patagonia argentina pertenecio a Chile, como sugiere el somienzo de tu post. Es mas, hay un acuerdo muy antiguo entre los dos paises que dice "Argentina en el atlantico y Chile en el pacifico".
Un principio geopolitico internacional admite ademas que un pais pobre en cantidad de territorio busca expandirse, como es con todo respeto el caso de Chile.
Mi abuela nacio en Punta Arenas. Cada 18 de septiembre comimos empanadas y tintillo chilenos, hasta hace algunos años cuando se fue al descanso a los 94 años! Para hacerla enojar bastaba con comentar de alguien " ese es mas peligroso que chileno haciendo mapas"
Un abrazo. Alfredo

Pauli dijo...

pos si acaso, las acciones de endesa chile: Enersis posee el 59,9% de estas, AFP’s un 21,04%, ADR’s un 4,38%, Personas naturales un 5% y otros un 9,6%.
y endesa chile es parte de endesa españa.