jueves, abril 12, 2007

Víctimas del Terrorismo (y II)

Las Asociaciones, una a una.

Asociación 11-M Afectados Del Terrorismo (en sintonía con el gobierno)

Es la asociación presidida por Pilar Manjón, mujer que perdió a su hijo en los atentados del 11-M y que se dio a conocer en los medios con fuerza durante la Comisión de Investigación en el Congreso. Su testimonio, que fue recogido en primera página por todos los periódicos, acusaba a los partidos políticos de todos los males. Ha sido conocida también por acusar a Yamila Ben Salah, la mujer musulmana que perdió a su hijo en los trenes y cuyo marido está procesado por colaborar en el 11-M. Tiene gran empatía con Zapatero y niega cualquier vinculación entre ETA y el 11-M. Es muy crítica con e1 PP. Su asociación presta servicio a víctimas de todo tipo: 11-M, ETA, atentado de Casablanca, atentado islamista contra el restaurante El Descanso. Recibe subvenciones del Ministerio del Interior y de la Generalitat a través de la Federación de Asociaciones Autonómicas, pero no de la Comunidad de Madrid. De sus 1.200 socios, buena parte se denominan “solidarios” y tienen la función de ayudar a las labores de la asociación. Hacen las veces de voluntarios.
En cifras:
Tiene 1.212 socios: 447 solidarios (colaboradores) y 765 víctimas del 11-M, ETA y otros grupos terroristas.
Subvenciones 2006: Mº Interior, 218.000 euros. M° Trabajo, 48.000 euros. Fund. Víctimas, 142.276. Anónimos, 186.550. Venta de objetos, 18.226.

Federación de Asociaciones Autonómicas De Víctimas Del Terrorismo (la alternativa a la AVT)

La Asociación Catalana de Victimas de Organizaciones Terroristas es la más numerosa de las agrupaciones que conforman la federación (asociación anda1uza, valenciana, extremeña, gallega y canaria). Funcionan de manera autónoma y tienen la intención de unirse. Agrupan a victimas de todos los grupos terroristas. Fueron fundadas por delegados descontentos de la AVT. La Asociación 11-M Afectados ha delegado su área jurídica (todo lo relacionado con el juicio por los atentados del 11-M) a la Asociación Catalana, que ha recibido 454.000 euros de la Generalitat ad hoc para este asunto.
En cifras:
Cuenta con casi 900 socios, de los que más de 200 son también afiliados a la AVT.
Subvenciones en 2006: M° Interior, 86.000 euros. Generalitat, 100.000 euros. Junta de Andalucía, 100.000.
En 2007, Interior incrementará su aportación sustancialmente.

Fundación de Víctimas del Terrorismo (en el centro de la polémica)

La presidenta de la Fundación de Víctimas es crítica con la negociación con ETA, pero debe medir sus palabras para no molestar al Gobierno. El mapa de las víctimas del terrorismo no puede estar completo sin la presencia de la Fundación Victimas del Terrorismo, presidida por Maite Pagazaurtundua, hermana del concejal socialista asesinado por ETA, Joseba Pagazaurtundua. La fundación recibe numerosas subvenciones procedentes de instituciones privadas, gobiernos autonómicos y ministerios. Su papel es clave en el mapa, ya que de estos fondos se nutre gran parte de las iniciativas relacionadas con las víctimas que llevan a cabo las diversas asociaciones. Esto hace que su presidenta tenga la obligación de medir mucho sus palabras. Por un lado, para estar a bien con las instituciones que hacen de mecenas, entre las que se encuentra el Gobierno, y por otro para no disgustar a ninguna víctima. Maite Pagazaurtundua mantiene un discurso contrario a la negociación en el fondo, pero centrado en la unidad política en las formas. Evita hacer declaraciones duras contra el Gobierno, aunque al mismo tiempo se muestra partidaria de una política antiterrorista basada en la firmeza. En ocasiones critica las decisiones gubernamentales, pero sin mencionar personas concretas. La fundación es un puente entre el Gobierno y las víctimas, uno de los pocos que quedan.
Gobierno y víctimas
Asimismo, el Gobierno cuenta con una Oficina de Atención a las Víctimas, dirigida por José Manuel Rodríguez Uribes, sucesora del Alto Comisionado para las Victimas del Terrorismo, cuyo titular fue el controvertido Gregorio Peces-Barba. Se trata de una versión light del Comisionado, una alternativa más discreta cuyo objetivo es aprovechar los errores de la AVT, como el de no hacerse con las simpatías de las familias de Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio (ecuatorianos muertos en el atentado de Barajas, último de ETA), que la AVT dejó escapar. Los intentos del Gobierno por hacerse con la simpatía de las víctimas han sido en vano en la mayoría de los casos. El caso de Manjón, los citados ecuatorianos y las asociaciones autonómicas marcan la excepción.

Asociación de Víctimas Del Terrorismo (la importancia del tamaño)

La Asociación Victimas del Terrorismo (AVT) es la más numerosa de España, con sus 3.000 socios. Cuenta con afiliados que están en otras agrupaciones. Su presidente, Francisco José Alcaraz, es la china en el mocasín del presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero. El Gobierno ha tratado de acercar a la AVT hacia sus posturas, pero el cambio de política antiterrorista del Ejecutivo repelió a los seguidores de Alcaraz, que se enfrentaron a lo que ellos consideraban rebajar su dignidad. Con menos de un quinto de victimas, la Asociación 11-M Afectados ha recibido en 2006 la misma subvención que la AVT (218.000 euros). El juicio del 11-M tiene gran parte de culpa, ya que Afectados solicitó subvenciones para afrontar el trámite judicial. La AVT se ha convertido en la punta de lanza del Partido Popular, que ha hecho de la lucha antiterrorista su principal baza de cara a las elecciones. Las cinco manifestaciones convocadas por las victimas han sido un éxito y han permitido identificar los mensajes de PP y AVT, lo que ha motivado que la última concentración la organizaran directamente los populares.
En cifras:
Cuenta con 3.000 socios (víctimas de todos los grupos terroristas).
Subvenciones 2006: M° Interior, 217.600 euros. M° Trabajo, 150.000 euros. Comunidad de Madrid, 73.500. Ayuntamiento Madrid, 40.000. Fundación Víctimas, 169.000.
Convocatoria de cinco manifestaciones multitudinarias.

Colectivo De Víctimas Del Terrorismo (el apoyo de la AVT)

El Colectivo de Victimas del Terrorismo del País Vasco (Covite), la Asociación de Victimas del Terrorismo Verde Esperanza, o las fundaciones Gregorio Ordóñez, Miguel Ángel Blanco o Tomás Caballero son agrupaciones que luchan por la dignidad y la justicia de las víctimas. Están en contra de la negociación con los terroristas y, en ocasiones, se encuentran personadas en causas penales contra ETA o su entorno, como es el caso de Dignidad y Justicia, presidida por Daniel Portero, hijo del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía asesinado por ETA, Luis Portero. Todas ellas reciben subvenciones del Ministerio del Interior y de otras instituciones.
En cifras:
Covite. Opera en el País Vasco. Tiene víctimas de ETA (el 95%) y del GAL (el 5%).
Dignidad y Justicia. Lucha contra ETA en los tribunales.
AVT Verde Esperanza. Colectivo de víctimas.
¡Basta Ya!. Iniciativa ciudadana vasca contra la negociación y a favor de las víctimas.
Foro Ermua, Iniciativa ciudadana contra la negociación con ETA ya favor de las víctimas.

Asociación De Ayuda A Las Víctimas Del 11-M (los que quieren saber)

La Asociación de Ayuda a las Victimas del 11-M comenzó a conocerse públicamente a raíz del juicio, aunque funcionaba desde poco después de los atentados de Madrid. Su labor ha sido, exclusivamente, la atención a las víctimas de ese atentando. No acoge a victimas de otras organizaciones terroristas más atentados que el 11-M. Es la impulsora de la Red Europea de Victimas y ha realizado informes sobre el estado de las víctimas de Atocha. No se conforma con la versión oficial lanzada por el Gobierno respecto a lo ocurrido el 11 de marzo y es contraria a toda negociación con los terroristas.
En cifras:
Cerca de 600 socios. Todos ellos son víctimas del 11-M.
Subvenciones 2006: M° Interior, 49.000 euros. Fund. Víctimas, 40.000 euros. Com. Madrid, 240.000 euros.
Impulsora de la primera asociación de víctimas a nivel europeo: Red Europea de Víctimas.

3 comentarios:

Marta Salazar dijo...

Querido Alberto, he leído varias veces tus dos artículos, la verdad es que son muy instructivos; lo de las subvenciones estatales... eso no me gusta nada.

Siento que sean necesarias estas instituciones, en otras palabras, siendo que haya terrorismo. Es una lacra de nuestra sociedad.

Un abrazo!

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Marta, ¿sería mejor que esas ayudas las diesen empresas privadas, como por ejemplo, partidos políticos? ¿O que no hubiese ayudas de ningún tipo? El estado no ha sido capaz de acabar con el fenómeno que se llevó o marcó para siempre a sus familiares, así que me parece de justicia que haya esas subvenciones. Sería una de las pocas cosas a las que permitiría que fuesen mis impuestos si tuviese libertad de elegir su destino.

cambiaelmundo dijo...

En mi opinión, la relevancia que se ha dado en los últimos años a las víctimas del terrorismo ha sido muy importante y necesaria -además de justa-, para contribuir a la lucha contra los terroristas, un elemento más para movilizar a la sociedad y animar el empeño de acabar con la lacra, en un momento en que parecía que ibamos a rendirno y a aceptar vivir con ella.
La pena que me da es que la "política" lo apeste todo, también esto.