jueves, septiembre 14, 2006

Innovación, Intraemprendimiento, Incentivos e Integración


INVITACION:
Tanto en municipalidades como en servicios públicos y organismos del Estado, se puede marcar la diferencia, aún sin hacer uso de mayores recursos, sino que generando un conjunto de actividades, que para efectos de hacerlo fácil de recordar, llamaremos las 4 I: Innovación, Intraemprendimiento, Incentivos e Integración.
Innovación, en el sentido de implementar una nueva idea, producto, servicio o proceso que es percibido como beneficioso para el usuario y que es capaz de recoger en forma eficiente los requerimientos o necesidades de la comunidad. La innovación no siempre implica mayores recursos, sino que muchas veces ideas ingeniosas que permiten generar un mejor servicio, más cercano a las necesidades de las personas. La innovación no necesita ser grandes inventos tecnológicos sino que puede ser tan sólo la reubicación de oficinas o cambio en la forma de relacionarse con la comunidad.
Intraemprendimiento, entendido como un conjunto de actividades que llevan a cabo las organizaciones para fomentar y cultivar el espíritu emprendedor de las personas de la organización y desarrollar nuevos proyectos, que contribuirán al mejoramiento del producto o servicio que se entrega a la comunidad. Es decir, es generar los espacios necesarios para que los mismos funcionarios públicos, tengan la oportunidad de plantear y ejecutar ideas innovadoras, que podrán significar un mejor resultado.
Incentivos reales para quienes trabajan en estos organismos y son capaces de diseñar, proponer y ejecutar una idea innovadora. Incentivos que normalmente no pueden ser en dinero, pero pueden ser en otro tipo de beneficios que significan mayores comodidades para el empleado que resulten suficientemente atractivos como para generar el cambio o la motivación necesaria para intraemprender. Asimismo, el reconocimiento público de los empleados, el respeto por las ideas de quienes no tienen cargos directivos y la tolerancia hacia los fracasos bien intencionados de quienes han innovado, significa eliminar desincentivos que muchas veces impiden atreverse a emprender.
Finalmente, integración, en el sentido de colaborar y compartir conocimientos y proyectos innovadores, entre los distintos organismos públicos y municipalidades, terminando con el celo o la competencia inexplicable entre organismos que teóricamente tienen el mismo fin, el bien común. Si cada vez que en el mundo se construye una bicicleta, hubiera que inventar la rueda, con suerte habría unas pocas de ellas. Es por esto que, por mucho que haya innovación, intraemprendimiento e incentivos, no estamos siendo lo más eficientes posible cuando no existe colaboración mutua e integración.
Es por esto que la invitación es a las municipalidades, servicios públicos y organismos del Estado, a marcar la diferencia, generando las condiciones que puedan dar lugar a las 4 I, empezando por creer en las personas, actores principales de toda innovación, intraemprendimiento, incentivos e integración.

2 comentarios:

Javier Bazán dijo...

Dudo que el gobierno te hagan caso. Estoy en desacuerdo contigo de que el objetivo de las empresas sea el bien común. Me suena colectivista. Más bien siguiendo a Milton Friedman y a otros liberales, el propio egoísmo de las empresas le proporciona a la comunidad o sociedad, bienes indirectamente que afectan después a miles o millones de personas, que se benefician con ellos. El objetivo de una empresa es producir o dar X servicios y productos y no dedicarse al bien común.

Tiempo Límite dijo...

Estaba de paso por aqui y al leer, quise reflexionar sobre el asunto.
Yo creo que es posible el bien comun siempre y cuando se dejen de lado los intereses individuales por aquel bien colectivo del que ya nos habia hablado Rousseau.
Seria muy importante que en cada Nacion los jefes de Estado promulgaran las herramientas para que cada ciudadano ejerza su raciocinio hacia una mayor productividad. Pero resulta que lo que los gobiernos generan son las garantias del del modo de produccion capitalista.
De esta manera, los ciudadanos solo pueden pensar en como van a seguir el dia.
Te imaginas un pais en el que cada ciudadano sea incentivado y acreditado con el respaldo de todo su pueblo para que genere innovacion?
Es casi una utopia, pero no lo creo imposible.
Solo es necesario darle al tiempo la posibilidad de que cada uno, de esta manera o de otra, genere su propia conciencia. (Empezando por las municipalidades como bien mencionaste).
Saludos