sábado, junio 16, 2007

Clonación

Anteayer fue un día triste en España, otro más de los muchos a los que ya parece que venimos acostumbrándonos, un paso más, y no precisamente pequeño, de la CULTURA DE LA MUERTE, una profundización mayor en la crisis de valores y en la decadencia de nuestra sociedada: ayer, el Gobierno legalizó la clonación, una norma que permite la transferencia nuclear con fines terapéuticos.
España se ha convertido en el noveno país del mundo y el cuarto de Europa en aceptar la clonación terapéutica con la aprobación definitiva en el Pleno del Congreso de la Ley de Investigación Biomédica, que fue apoyada por todos los grupos con la excepción del Partido Popular (centro-derecha). En la votación separada de las enmiendas incorporadas al proyecto a su paso por el Senado, el PP apoyó las negociadas en esa Cámara y votó en contra del núcleo de la ley, según indicó su portavoz en la Comisión de Sanidad del Congreso, Mario Mingo. El texto prohíbe expresamente la constitución de preembriones o embriones humanos exclusivamente con fines de experimentación. Sin embargo, la norma legaliza la clonación terapéutica. Esta técnica supone la transferencia del núcleo de una célula adulta de un paciente a un ovocito al que se le ha extraído su núcleo para reprogramar su crecimiento celular y poder crear así células madre embrionarias capaces de crear tejidos u órganos que se puedan trasplantar a la persona enferma.
Según la ministra de Sanidad, Elena Salgado, la norma es una "ley de garantías" que pretende alcanzar un equilibrio entre el respeto a la libertad de investigación y los controles que garantizan que ésta se realiza en el respeto a los derechos del ser humano y, en particular, a la protección de las personas participantes en los ensayos. Además, la ley garantiza el derecho a la no discriminación, la confidencialidad de los datos y la gratuidad de las donaciones de material biológico, y para asegurar su desarrollo se constituye el Comité de Ética de la Investigación, que garantizará que las investigaciones se adecúen a los requerimientos metodológicos, éticos y jurídicos exigidos. Asimismo, se crea la Comisión de Garantías para la Donación y Utilización de Células y Tejidos Humanos, que debe informar de los proyectos que utilicen o generen estos materiales, incluida la reprogramación celular.
Mario Mingo destacó que aunque se ha mejorado la iniciativa inicial, que era "francamente mala", incluye "elementos nucleares dañinos para la ética y el concepto científico de la realidad de hoy". El Gobierno se sigue "empecinado en sus errores" y está "anticuado" desde el punto de vista científico, ya que maneja conceptos anteriores a 1995. Según Mingo, se ha "desaprovechado una oportunidad" para regular y potenciar la investigación con células madre adultas, que son "las que están dando resultados", por lo que confió en que "muy pronto, cuando gobiernemos, podremos subsanar este problema".
En este sentido, la directora general científica y técnica de VidaCord, Mónica López Barahona, aseguró que "no existe a día de hoy ningún ensayo clínico aprobado en todo el mundo con células madre embrionarias, mientras que existen 710 con células madre adultas".
El PP sí votó a favor de enmiendas como la disposición que permite la creación de bancos de cordón umbilical que tengan por objeto la gestión de servicios de procesamiento, preservación, almacenamiento y distribución del material biológico.
El presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, dijo que la ley supone un "retroceso ético absolutamente rechazable", porque convierte el embrión en "mero material" de investigación. "Creo que es una ley profundamente negativa porque España va a ser uno los países del mundo donde la vida del ser humano, en sus fases de desarrollo, más desprotegida va a estar".
El presidente de la Asociación Española de Bioética, Manuel de Santiago, explicó que con esta ley España vuelve a "dar la nota" y se define como un "país radical a través del pseudoprogresismo".

5 comentarios:

kaustral dijo...

EL CHOQUE DE CRITERIOS CAUSA UN GRABE PROBELAM ETICO Y MORAL....

cambiaelmundo dijo...

Pues sí, qué duda cabe. Por eso habrá que elegir, y procurar elegir bien, porque por ahora pienso que se está eligiendo mal.

Marta Salazar dijo...

gracias Alberto por informarnos, una triste realidad...

Anónimo dijo...

Tu artículo es una verguenza.

Si estuvieses en una silla de ruedas como yo, verías las cosas MUY DIFERENTES.

No se legalizó la clonación de humanos, sinó la investigación de como funcionan las celulas humanas y como repararlas.

Derecho_a_vivir dijo...

Lo siento anónimo, pero no tienes derecho a disponer de la vida de otros seres humanos para que tú te pudieses curar. Los demás seres humanos también tienen derecho a la vida: no sólo tú.
De todas formas, hasta la fecha no hay ningún resultado con células madre embrionarias y sí los hay con las adultas.
Te están manipulando y vendiendo falsas esperanzas, porque el dinero que va para esos estudios inútiles con embriones, se quita de las investigaciones que sí arrojan buenos resultados. Y ésto a consta de vidas humanas.
Por cierto, mi madre sufre una enfermedad degenerativa y ve horrible que se experimente con vidas humanas porque piensa que todas las vidas humanas valen lo mismo.
Gracias Alberto por tu artículo.